El 2020: el segundo peor año en ventas de camarón

  Economía

El 2020: el segundo peor año en ventas de camarón

La COVID afectó la expansión a doble dígito que venía registrando el sector. Aunque el envío creció 7 %, eso implicó mayores costos de producción

camarón+industria+producción
En el 2020, el sector logró exportar 1.491 millones de libras. Asia,su principal nicho.Archivo Expreso

Crecieron un 7 % en envíos el año pasado con una facturación ($ 3.611 millones) que permitió que el camarón conservara su podio como el producto no petrolero más exportado (seguido por el banano), pero quienes están en esta industria se niegan a aceptar que el 2020 fue un buen año. No cuando la pandemia revirtió el crecimiento a doble dígito al que se habían acostumbrado en la última década; no, cuando su posición de ahora, dicen, implicó tener un incremento de costos y asumir otros sacrificios.

Banano

Las exportaciones no pretroleras aguantan al dólar en veinte años

Leer más

La COVID-19, que golpeó a todo el sector productivo, evitó que los camaroneros alcanzaran el crecimiento promedio entre el 16 y 18 % experimentado en otros años y con ello que pudieran tener mejores ingresos. Pese a que el año pasado el sector logró vender 90 millones más en libras, ese incremento "no significo un dólar adicional de facturación”, sostiene José Antonio Camposano, presidente de la Cámara Nacional de Acuacultura (CNA). Esto, explica, está atribuido a la caída significativa que tuvo el precio internacional del crustáceo y a los mayores costos que significó orientar la oferta a un mercado de retail.

Esto se traduce en calificar al 2020, dice, como el segundo peor año en envíos. El primero se dio en el 2013 cuando la industria creció solo un 5 % en volúmenes, como consecuencia de las restricciones que aplicó para bajar la densidad de siembra en los cultivos como medida para evitar la enfermedad del MS, que en ese momento afectaba a la industria a nivel global.

En el 2020, Asia (con China a la cabeza) siguió siendo el principal comprador con 856,8 millones de libras, esto pese a que el año pasado su participación en ese sentido cayó 10 puntos, como consecuencia del freno que tuvo la demanda. El confinamiento y otras medidas de movilidad en ciudades asiáticas cerraron el Food Service, el canal que capta hasta un 50 % de la venta exportable ecuatoriana: hoteles, restaurantes, cafeterías, empresas de catering dejaron de hacer sus pedidos.

Ante esto, el sector decidió redireccionar su oferta y empezar a atender al segmento de retail. Esto permitió duplicar las ventas en Estados Unidos (en un año crecieron de 172 millones de libras a 259 millones); no obstante, eso significó un castigo en los precios. Ese mercado no compra camarón entero, sino las colas y cuando se descabeza se castiga en un 30 % el peso del producto. Una labor que además implicó que se tenga que contratar mayor mano de obra, por la labor de tener que pelar el camarón.

EXPECTATIVAEl mercado tiene puesto los ojos en China, próximo a celebrar el Nuevo Año. Las restricciones que se apliquen marcarán el ritmo de demanda.

El segmento de Food Service aún no se ha recuperado, por eso algunas industrias plantean seguir apostando por el retail. En este sector se reconoce a la vía como una alternativa, pero Camposano aclara que no es una solución para todos por los mayores costos que se requieren: no solo se necesita contratar más gente, sino invertir en mejor infraestructura.

0C20C61F-C53A-4B33-BDE1-08535B53324E

Las 10 actividades económicas que más crecerán en 2021 en Ecuador

Leer más

Cuando se habla de expectativa de recuperación, el blanco está puesto en los efectos de la vacunación global. Con una inmunización que avance a buen ritmo se puede hablar de recuperación. Mientras eso no se dé, señala el dirigente, la estabilidad del sector seguirá siendo incierta.

  • EL ESCENARIO INDUSTRIAL

EN EL PODIO. El año pasado, el sector camaronero sumó $ 3.611 millones en facturación, eso significó casi un 1 % menos que el 2019. Los ingresos le permitieron conservar su primer lugar en exportaciones, superando al banano ($ 3.500 millones).

DEMANDA. Estados Unidos permitió mantener el crecimiento de las libras exportadas. En ese mercado, las compras crecieron de 172 millones de libras a 259 millones, elevando su participación de un 12 a un 17 %. El mercado donde más cayeron las ventas fue Asia (8 %).

CONVERSIÓN. En medio de la crisis, se divisan algunas oportunidades y una de esas es volver viable las ventas al mercado de retail (tiendas, supermercados). Esa es la opción, frente al cierre de hoteles y restaurantes originado por la pandemia.