100 mil toneladas empañan el futuro del arroz

  Economía

100 mil toneladas empañan el futuro del arroz

El exceso de oferta reduce los precios. Los productores piden ayuda. El Gobierno hace esfuerzos por exportar el grano.

El exceso de producción, cuando lo que se cosecha es para el mercado interno, genera un enorme problema. Y eso pasa con el arroz.

El presidente de la Corporación Nacional de Industriales Arroceros (Corpcom), Juan Pablo Zúñiga, enfatiza, en entrevista con Diario EXPRESO, la necesidad urgente de que salga buena parte del grano que está represado en la industria y que es el causante de la caída dramática de los precios.

PATOS

Nuevo normal para la política agrícola

Leer más

Son alrededor de 100.000 toneladas acumuladas del año pasado en las bodegas y silos de las industrias, en las cadenas de distribución, retail y consumidores.

En Santa Lucía, uno de los cantones con mayor productividad, ubicado en Guayas, los productores viven un desastre en este invierno, dice Antonio Salazar, expresidente de la Junta de Riego Higuerón. La saca termina dejándole a los arroceros apenas unos $ 17, que no cubren los costos en esa época del año, cuando los rendimientos bajan y el producto no sale de tan buena calidad.

“El costo de cosechar cada saca cuesta casi 3 dólares y como el grano hay que cogerlo antes de tiempo para que no se acame (las espigas se doblan y caen al suelo) este no llega totalmente maduro a esa etapa, las piladoras le exigen una saca de 230 libras, no de 200”.

Eso hace que la gente se sobreendeude para poder sembrar. “No hay a quién reclamarle: hay gremios como las juntas, que antes eran activas, no funcionan como antes”.

“Tenemos buena semilla, como la Élite, pero de todos modos no es que viene acompañada con buenos precios: no se compensan los gastos. El precio de la saca es de 25 dólares, pero la tara es de 30 en la piladora, más 3 dólares la cogida y más el transporte, sale a menos de 20 dólares”.

Zúñiga señala que los precios, en efecto, están bajos, pero se remonta a lo que pasó en 2020. “Ese año tuvimos dos semestres bien marcados, el primero con el inicio de la pandemia y el confinamiento, en donde gran parte de los ecuatorianos decidieron tener provisiones de alimentos, y uno de los principales fue precisamente el arroz”.

Cacao 12

Las cinco razones para el espectacular despegue del cacao

Leer más

Eso hizo que el consumo suba en los meses picos de la COVID-19, por lo tanto, se experimentó un alza de la demanda, no tanto en el consumo, sino porque querían abastecerse comerciantes mayoristas, cadenas de autoservicios.

La reacción de los productores fue sembrar nuevas áreas en el verano, lo cual hizo que en septiembre haya una nueva cosecha. “Lamentablemente la expectativa de completar el contingente de exportaciones a Colombia no se dio, ya que también tuvo una cosecha muy abundante, algo que no se había visto en los últimos 30 o 40 años. Eso hizo que el vecino país del norte no demandara arroz para la última parte de 2020.

Según la Dirección de Comercio Internacional del Ministerio de Agricultura, en noviembre pasado se exportaron al vecino país 41.519 toneladas, “lo que permitió estabilizar los precios locales, gracias a una estrategia de evacuación de excedentes y varias capacitaciones al sector en el proceso de exportación. El 2020 fue el año con la mayor cantidad de toneladas exportadas, con un alza del 43 %.

Hoy, anota Zúñiga, la mayoría de las industrias está con inventarios altos y esto ha hecho que el precio baje. Probablemente Colombia demande arroz a partir del segundo trimestre de 2021. La tendencia no apunta a los precios de mediados del año 2020.

En cuanto a stock que se necesita para el consumo interno en los meses de enero, febrero marzo y abril cuando empieza la cosecha nueva están cubiertas las necesidades, más un excedente de 100 mil toneladas a las que hay que buscarle mercados, agrega el industrial.

Julio Carchi, productor y dirigente de Daule, cree que se necesita que la situación actual que afrontan los agricultores se corrija con el concurso de toda la cadena, por cuanto hoy por hoy debido a la pandemia de COVID-19 la pobreza en el área rural está con tendencia al alza. Las industrias, dice, no deben castigar al productor descontando tanto por supuesta mala calidad o tamaño del grano.

Zúñiga sostiene que es necesario un trabajo conjunto de la cadena, pues con los precios internos actuales no se podrá exportar.

Para este 2021 el ministerio anota que el volumen del contingente firmado en el Memorando de entendimiento con Colombia es de hasta 99.792 toneladas.

Ecuador tiene un acuerdo con Colombia

Ecuador mantiene vigente un memorando de entendimiento con Colombia que establece cupos anuales de exportación, que para el año 2020 era de 95.494 toneladas. En enero de 2020 Colombia estableció un listado de empresas importadoras calificadas y Ecuador logró que ese año un 15 % del volumen pueda estar dirigido a empresas importadoras nuevas, que no constan dentro del listado determinado por el vecino país, dice el Ministerio de Agricultura.

Arroz Impacto

El arroz resurge con las nuevas semillas nacionales Impacto y Élite

Leer más

“Como resultado de las negociaciones por parte de Ecuador se adelantó la fecha para obtener los certificados fitosanitarios de importación colombianos, estas fechas fueron importantes, ya que se empezó la exportación efectiva desde el 15 de noviembre sin retraso”, se logró exportar 41.519 toneladas de arroz, lo que permitió estabilizar los precios locales gracias a una estrategia de evacuación de excedentes y varias capacitaciones al sector en el proceso de exportación”.