Dunga pende de un hilo en la auriverde

  Actualidad

Dunga pende de un hilo en la auriverde

Dunga no solo es entrenador, sino también un equilibrista, más aún después de la temprana eliminación de la selección brasileña de la Copa América Centenario

Críticas. Dunga, entrenador de la selección brasileña, está en el ojo del huracán luego de que los auriverdes fueron eliminados de la Copa América.

Dunga no solo es entrenador, sino también un equilibrista, más aún después de la temprana eliminación de la selección brasileña de la Copa América Centenario que corona una seguidilla de fracasos y deja en la cuerda floja al excapitán auriverde, quien había sido contratado para recuperar el prestigio del pentacampeón mundial.

Es la primera vez desde 1987 que Brasil deja una Copa América en primera ronda. Pero más allá de los resultados y del gol con la mano del ofensivo peruano Raúl Ruidíaz que sentenció la eliminación de la ‘Canarinha’, el fútbol que presentó Brasil en sus tres partidos fue de lo más confuso que el equipo expuso después del catastrófico Mundial 2014.

En las eliminatorias sudamericanas para la Copa del Mundo Rusia-2018 Brasil está anclado en sexto lugar, y por el momento fuera de la cita mundialista. Este escenario torna insostenible la situación de Dunga al frente de la selección, y la pregunta ahora es cuándo la Confederación Brasileña de Fútbol (CBF) le mostrará la tarjeta roja.

La proximidad de los Olímpicos de Río de Janeiro, en los que Brasil desea conquistar la medalla de oro, el último gran trofeo mundial de fútbol que nunca ganó, es un factor que complica y, al mismo tiempo, el catalizador del cambio.

Así, la decisión que la CBF debe adoptar es si conviene empezar de inmediato el trabajo de un nuevo entrenador, o si es conveniente esperar los dos meses que faltan para el torneo olímpico de fútbol.

Mientras tanto, el seleccionador se aferra a su cargo y no piensa en dimitir, esto en medio de las críticas de la prensa que pide su cabeza con titulares como “Decepcionante”, “la-men-ta-ble”, “vergüenza sin fin”, pero tal vez el titular más contundente fue del diario O Dia, que encabezó con un “¡Fuera Dunga!”, algo con lo que coincide un importante número de aficionados del mundo futbolero en territorio brasileño.