Actualidad

Duelo de Tronos

Ecuador tiene tres objetivos para esta tarde. El principal es seguir en la zona de clasificación al Mundial de Rusia. Para ello está obligado a ganar a Chile en el estadio Olímpico Atahualpa.

Ecuador tiene como objetivo seguir en la zona de clasificación al Mundial de Rusia.

Ecuador tiene tres objetivos para esta tarde. El principal es seguir en la zona de clasificación al Mundial de Rusia. Para ello está obligado a ganar a Chile en el estadio Olímpico Atahualpa.

Ese ‘trono’ lo defenderá con una nómina que despertó dudas por su rendimiento. Por ello, el segundo objetivo es recuperar la confianza. Un solo punto de los últimos cuatro juegos muestra a una tricolor frágil en sus líneas.

Esa producción ha sido el reflejo de la coyuntura deportiva de los seleccionados. Son suplentes en sus equipos.

A ello se suma que la altura volvió al debate. Despejar esa duda será el tercer objetivo. Por ahora, algunos sostienen que ya no genera beneficios para el combinado local.

Felipe Caicedo, el principal piloto de ataque, recordó que nunca se ha sentido al máximo nivel en la altura.

“Yo no creo que la altura sea un aliado, nos cuesta a todos por jugar afuera”, enfatizó el atacante del Espanyol.

El mismo entrenador, Gustavo Quinteros, ha dicho en varias oportunidades que “ya no es ventaja la altura”.

¿Su razón? La mayoría del once titular de Ecuador pertenece a equipos del llano y todos los equipos rivales están preparados para correr en cualquier terreno. Es decir, el partido contra Chile será, en el mejor de los casos, un mano a mano.

El rival de turno siguió su propio camino para enfrentarse a la altura. Trabajó hasta hoy en Guayaquil.

Brasil, que ganó en Quito hace dos fechas, trabajó en la capital cuatro días antes del juego en el Atahualpa.

Juan Antonio Pizzi, técnico chileno, reconoció que el momento turbio de la Tri no es un beneficio para ellos.

“No es una ventaja para nosotros la situación actual de Ecuador. Inició con mucha fuerza y consiguió una buena racha. Tendrá bajas, pero no puedo dejar de valorarla. Es una selección de primer nivel”.

Asimismo, destacó que no es una tarea fácil jugar 2.850 metros de altura, la historia lo dice. “Los números son inapelables. Siempre nos ha costado sumar aquí, pero creemos que es una oportunidad de revertirlo”, concluyó. JLV -SDP