Actualidad

Las dos voces de Alianza PAIS

El alejamiento entre Gobierno y movimiento se acentúa. ¿Parte de una estrategia electoral?

presidencia distanciamiento lenín moreno
El Gobierno Nacional acentúa todavía más su distanciamiento con el movimiento que llevó a Lenín Moreno a la Presidencia y del cual es su presidente nacional: Alianza PAIS.Archivo
presidente lenín moreno

Lenín Moreno acelera la marcha en la emisión de decretos

Leer más

Dos caras de un mismo rostro. El Gobierno Nacional acentúa todavía más su distanciamiento con el movimiento que llevó a Lenín Moreno a la Presidencia y del cual es su presidente nacional: Alianza PAIS.

Los reclamos de dirigentes y legisladores oficialistas por no haber sido consultados previo a la publicación del decreto 883 que derivó en el paro o en la redacción del primer proyecto de reformas tributarias (que fue archivado), solo evidencian por lo menos un problema de comunicación. Pero cuando la situación trasciende a adoptar posturas extremadamente contrarias, revela que no es eso. El problema es más profundo.

El hecho más reciente fue la postura totalmente opuesta sobre la situación en Bolivia. El Gobierno Nacional reconoció a la presidenta interina, Jeanine Añez, mientras que el movimiento PAIS calificó el hecho como un golpe de Estado.

Para el catedrático y analista político, Santiago Basabe, fue un error del presidente Moreno al momento del quiebre con su antecesor, Rafael Correa, haberse distanciado del ala del movimiento que sí lo apoya. “Al apartarse del movimiento, me refiero a no compartir el poder con ellos, ese tipo de conductas generan tensiones e inconformidades que de alguna medida son comprensibles”.

Más allá de la ruptura, el movimiento PAIS es el que ganó las elecciones.

Santiago Basabe,
analista político
8200918897b533922839b53d3a28b0042141ed3c

Moreno concede su primer indulto

Leer más

El catedrático y consultor político, Alfredo Dávalos, recuerda que el distanciamiento viene desde mucho antes. El presidente Moreno, pese a ser titular del movimiento, decidió no involucrarse en la campaña electoral por autoridades locales de marzo de 2019. Algunos aplaudieron el gesto, otros no. 

Para Dávalos, esa decisión marca un alejamiento, pese a que podría ser visto como un favor por la mala imagen ciudadana sobre el Gobierno. Es por ello que el experto concluye que el distanciamiento responde a una estrategia con miras al 2021. “Hay un trasfondo político y estratégico: lograrse distanciar lo más pronto posible por el periodo electoral”. 

EXPRESO intentó conversar con dirigentes oficialistas para obtener su criterio, pero hasta el cierre de esta edición no respondieron.

Basabe cree que esta situación todavía tiene solución, siempre que la intención de quien preside el movimiento y el resto de la cúpula sea disminuir la brecha entre ambos. “Eso se puede hacer siempre. Los espacios de poder siempre están ahí a disponibilidad: cargos de gobernadores, subsecretarías, delegaciones provinciales

El tema es que ahora mismo dentro del Gobierno hay otro tipo de disputas políticas y no sé en qué medida una reinserción de Alianza PAIS sea bien visto. Ese es el inconveniente que tiene el presidente. Falta decisión política”.

La postura del gobierno nacional

  • El paro

El Gobierno Nacional respondió a los actos violentos producto del paro nacional de la primera quincena de octubre. La Presidencia respaldó la actuación de la Policía Nacional que, según dijo, lo hizo respetando el uso progresivo de la fuerza.

  • Primer proyecto de reforma tributaria

El Ejecutivo envió a la Asamblea un paquete de reformas impositivas que fueron archivadas y devueltas al Ejecutivo. Modificaba más de 20 leyes, lo que fue cuestionado por los legisladores.

  • Situación en Bolivia

La Cancillería Nacional emitió un comunicado respaldando a la presidenta interina, Jeanine Añez, quien asumió el cargo luego de la renuncia de Evo Morales, luego de que las Fuerzas Armadas le quitaran el respaldo.

La postura del movimiento PAIS

El movimiento oficialista dijo, a través de un comunicado, estar preocupado por los testimonios gráficos de la actuación policial que dan cuenta de “excesos y abusos para controlar las manifestaciones ciudadanas”. Demandó la cifra de las víctimas.

Algunos asambleístas oficialistas reprocharon al Gobierno Nacional por no haber sido consultados previamente a la entrega del proyecto de ley en la Asamblea Nacional, que derivó en su archivo y la presentación de uno nuevo que fue aprobado.

El movimiento, a través de un comunicado, rechazó el “golpe de Estado” en Bolivia. “Consideramos que la salida propuesta por el presidente Evo Morales y repetir las elecciones debe tomarse en cuenta para recuperar la paz...”.