Dos jueces de la Sala Penal del Guayas fueron destituidos por la libertad de dos sentenciados

  Actualidad

Dos jueces de la Sala Penal del Guayas fueron destituidos por la libertad de dos sentenciados

30 días fue suspendida una jueza que también actuó en la resolución de la Sala Penal.

Crimen. Vélez fue asesinado durante una obra pública en la Trinitaria.

Dos de los cinco jueces de salas especializadas de la Corte Provincial del Guayas, que fueron suspendidos el pasado 17 de febrero tras ser cuestionados por su actuación en juicios, quedaron fuera de la Función Judicial.

El Consejo de la Judicatura resolvió destituir a dos de los tres magistrados de la Sala Especializada Penal que emitieron una resolución, mediante la cual revocaron una sentencia condenatoria de 16 años de prisión por un crimen en la modalidad de sicariato. La decisión dejó en libertad a los dos procesados por el asesinato del ingeniero Guido Vélez Florencia, registrado el 20 de noviembre de 2013, en el sur de Guayaquil.

El hombre fue baleado por dos sujetos en moto, cuando inspeccionaba obras municipales en el sector de la isla Trinitaria. Dos guardias de seguridad privada fueron señalados como los causantes del hecho.

Tras la investigación administrativa abierta en contra de los jueces de Sala, la Judicatura resolvió que los tres funcionarios habrían incurrido en manifiesta negligencia, en la resolución dictada el 14 de enero de 2016, mediante la cual revocaron la sentencia.

Según lo resuelto por la Judicatura, “no se consideraron todas las actuaciones probatorias para determinar la responsabilidad de los procesados en cuestión, lo que devino en una grave vejación al servicio de justicia”.

Este Diario se comunicó vía telefónica con uno de los jueces destituidos para conocer su versión, pero no quiso pronunciarse. En la respuesta conjunta que hicieran a la Judicatura señalan que se trata de una decisión que tiene que resolverse en sede jurisdiccional y no en sede administrativa. Además, “que el error judicial se produce en el tribunal que conscientemente, sentencia sin prueba debidamente actuada”. PVC