Dos hermanos, asfixiados dentro de un pozo

  Actualidad

Dos hermanos, asfixiados dentro de un pozo

La tragedia sucedió el pasado viernes 12, cuando un vecino le solicitó a Juan Felipe que ingrese al pozo, para arreglar la bomba eléctrica.

Tragedia. El alcalde de Santa Lucía donó los dos ataúdes.

Dos hermanos, Juan Felipe (32) y Édison Bonifacio Peña Rugel (27), fallecieron asfixiados en el interior de un pozo de 15 metros, en el recinto La Unión, del sector Cabuyal de Santa Lucía.

La tragedia sucedió el pasado viernes 12, cuando un vecino le solicitó a Juan Felipe que ingrese al pozo, para arreglar la bomba eléctrica. Segundos después desde la profundidad Juan pidió auxilio. Y los moradores comunicaron de inmediato a su hermano, Édison, quien en la desesperación por salvar a su familiar ingresó al angosto pozo, pero ninguno de los dos volvió a salir con vida, comentó entre lágrimas la hermana de las víctimas.

Ante este suceso, a la medianoche del viernes Miguel Solórzano, alcalde de Santa Lucía, donó los ataúdes para las víctimas y el costo de la necropsia.

El doctor Manuel Briones, quien practicó la autopsia a los hermanos fallecidos, confirmó que la muerte fue por falta de oxígeno.

“Los gases de la profundidad debilitaron su respiración, ya que no tenían equipos especializados para descender hasta la profundidad del pozo”, argumentó el experto.

Nilo Castro Nolasco contó a EXPRESO que su yerno, Juan, tenía preparado junto a su hermano un homenaje a su progenitora para festejar el Día de la Madre. “Pero la alegría en cuestión de minutos se convirtió en dolor y llanto”.

Rubén Pérez, fiscal de Santa Lucía, manifestó que se pedirá la versión a quien presuntamente fue a buscar a Juan para que arregle la bomba. ER