Actualidad

Las dos caras de la defensa del vicepresidente Jorge Glas

Los acusados presentan a sus testigos en la Corte Nacional de Justicia. El vicepresidente sin funciones no tuvo barras en los exteriores del lugar.

Audiencia. Por noveno día, Jorge Glas acudió a la Corte Nacional.

Fueron cinco horas. La jornada de ayer, en el juicio por asociación ilícita que se sigue en contra del vicepresidente sin funciones Jorge Glas, su tío Ricardo Rivera y otros siete ciudadanos fue la más corta hasta ahora. Durante el noveno día frente al tribunal, sin embargo, se evidenciaron dos lados de la defensa del integrante de la autodenominada revolución ciudadana.

La primera faceta fue dentro de la audiencia. El abogado de Glas, Eduardo Franco Loor, casi no interrogó a los testigos que llevaron el resto de acusados. No sumó argumentos ni cuestionó a los técnicos, abogados y exfuncionarios públicos -de la Contraloría General del Estado y de Petroecuador- que respondieron preguntas de los abogados de la defensa y de las partes acusatorias.

Pese a la escasa actividad. Fue el primero en hablar con la prensa. Ahí se evidenció el segundo rostro del equipo del vicepresidente: cuando las cámaras están encendidas.

Con los medios, Franco Loor dijo que los testigos que hablaron ayer, desde las 10:00 y hasta las 16:30, demostraron la inocencia del otrora hombre fuerte de los Sectores Estratégicos del gobierno del expresidente Rafael Correa. Aseguró, además, que documentos presentados el viernes también probaron la inocencia de su cliente.

Uno de los acusadores escuchó la versión del abogado y respondió. Ante las cámaras, el exasambleísta César Montúfar aseguró que Franco desdibujaba la realidad del juicio que se desarrolla en la Corte Nacional de Justicia, en Quito.

¿La razón? El supuesto documento presentado no es parte del proceso porque no fue entregado en los plazos determinados. Además, agregó Montúfar, tampoco libró de culpa a Glas.

Los testimonios de ayer tampoco beneficiaron al funcionario como asegura su abogado. Quienes los interrogaron se centraron, principalmente, en sus defendidos y no mencionaron ni preguntaron una supuesta vinculación del acusado de autor de asociación ilícita.

Montúfar invitó a Franco Loor a que repita sus declaraciones para poder debatir. El defensor de Jorge Glas salió del espacio para prensa dejando al exasambleísta y a los medios de comunicación sin una respuesta ante los argumentos y las réplicas.

Se espera que esa respuesta llegue mañana. El vicepresidente dará inicio al décimo día de audiencia con su testimonio. Según Franco Loor, esa declaración terminará de demostrar que su defendido es inocente y que no se ha respetado el debido proceso.