Actualidad

Divididos ante las armas

El ECU 911 recibe mensualmente 43.400 llamadas de auxilio, provenientes del Puerto Principal.

Aceptación. El porte de armas no goza de un respaldo unánime.

Los criterios acerca del porte de armas están divididos. Algunos representantes comunitarios lamentan que los delincuentes las consigan con facilidad, pero no todos concuerdan que su uso sea autorizado para la ciudadanía.

Martha Béjar, presidenta de la Acción Cívica y Cultural de Urdesa (Accur), cuestiona que “a la empresa privada le quitaron las armas. ¿Cómo pueden ellos cuidar si no tienen armas?”. Ella cree que los permisos deben ser emitidos solo para especialistas, para que contribuyan en la seguridad de los locales comerciales, pues esos lugares son los más vulnerables a las acciones delictivas.

Su opinión es compartida por Vicente Orrala, presidente de la primera etapa de la urbanización Villa Bonita, en la vía a Daule. El dirigente también es de la “idea de que las armas se entreguen a los guardias privados. En nuestro caso, los celadores nos deben cuidar con toletes”.

Pero Gladys Cedillo, líder barrial de Colinas de la Florida, hace incapié en las capacitaciones que deberían recibir estas personas que porten armas. Por eso, sostiene que se deberían hacer pruebas psicológicas, para conocer cada perfil.

No obstante, hay porteños que no estarían de acuerdo con una medida así. Incluso, hay quienes van al extremo, como Edisson Mina, dirigente del barrio Chicago, en el Cristo del Consuelo. El lugareño cree que “nadie debe llevar armas, porque esa no es la solución, solo tendríamos más violencia. Con él coinciden otros líderes barriales.

Dato

El ECU 911 recibe mensualmente 43.400 llamadas de auxilio, provenientes del Puerto Principal.

LEE ESTA HISTORIA COMPLETA EN LA EDICIÓN IMPRESA DE EXPRESO.