Actualidad

Despues de la gloria en El Valle

La final de la Copa Libertadores de América fue el punto culminante de una gran aventura en Independiente del Valle.

José Angulo. 21 años. Granada (España). Delantero. No alcanzó a debutar con el Granada porque fue notificado de un doping positivo mientras jugaba en Independiente del Valle, en la Libertadores.

La final de la Copa Libertadores de América fue el punto culminante de una gran aventura en Independiente del Valle. Por un lado quedó la frustración de perderla ante Atlético Nacional de Medellín; pero por otro, permitió a la mayoría de jugadores mostrarse en el continente y despertar el interés de varios clubes con mayor exposición.

Así, cinco futbolistas clave en la histórica campaña cambiaron de rumbo. Aspectos deportivos y económicos pesaron en sus decisiones. Se fueron Arturo Mina, José Angulo, Bryan Cabezas, Emiliano Tellechea y Julio Angulo.

Michel Deller, directivo del cuadro del Valle de Los Chillos, reconoció que llegaron ofertas por más jugadores, pero tampoco era una buena idea desmantelarse por completo. Por ello, atendieron a las más importantes.

Sin duda, el pase que más llamó la atención fue el de Arturo Mina. Fue a uno de los más grandes del continente: River Plate de Argentina.

Llegó al cuadro de la banda roja para completar la nómina. En los planes del técnico Marcelo Gallardo no estaba darle la titularidad de entrada, según dijo. Quería mirarlo y darle el tiempo necesario para que se adapte. Pero Mina jugó tan bien que nunca fue a la banca. Y ganó la Recopa Sudamericana. Fue su primer título internacional.

Mejoró su nivel, al punto de convertirse en titular en la selección ecuatoriana. El técnico Gustavo Quinteros lo dijo en la última convocatoria: “En River está con más personalidad y carácter. Habla más, adoptó esa intensidad de los entrenamientos que seguramente se la dio el fútbol argentino. Eso se va adquiriendo con experiencia por el lugar donde está. El fútbol argentino, y River sobre todo, que es un equipo grande, te pide que todos los días des lo máximo en todos los entrenamientos”.

La otra cara de la moneda es José Angulo. El delantero fue el fichaje más caro en la historia del Granada de España. Llegó como figura por ser el goleador en Copa Libertadores.

Pero antes de su debut en España, la Confederación Sudamericana de Fútbol le notificó un doping positivo por cocaína. El examen se hizo antes de la final con el Atlético Nacional.

Granada tomó el camino fácil: lo separó del plantel. Inició una batalla legal y Angulo volvió al país. No está entrenando en ningún equipo porque aún pertenece al cuadro ibérico.

Tiene el respaldo de Independiente del Valle mientras aclara su situación. Se sometió a nuevos exámenes para demostrar que no es un consumidor frecuente. “La vida le jugó una mala pasada. Cuando todo esto termine abriremos su expediente para que todos sepan lo que pasó”, anticipó Deller.

Bryan Cabezas tampoco tiene suerte. Desde su llegada al Atalanta de Italia no ha podido debutar. Cuenta con el respaldo del cuerpo técnico para que primero aprenda el idioma, mientras se adapta a las costumbres de ese país. Él es una apuesta a mediano plazo. Tiene 19 años. No existe presión para que juegue porque el equipo marcha bien. Con 25 puntos está quinto, a uno de la Roma, que se ubica en la segunda posición.

Emiliano Tellechea y Julio Angulo se fueron tras la Copa porque terminó su contrato. El primero quiso regresar al balompié argentino. En Independiente no tenía muchas oportunidades. Solo al final de su etapa con los rayados se volvió clave porque jugaba en varias posiciones y ayudaba a cubrir a lesionados o suspendidos. Ahora es titular en el Olimpo.

Julio fue pedido por Eduardo Domínguez, técnico de Huracán. Con él fue titular. En cuatro partidos jugó 283 minutos, pero cuando asumió Caruso Lombardi su presencia bajó. En seis partidos tiene 125 minutos en cancha.

Pablo Repetto fue por ‘petrodólares’

En la misma rueda de prensa, tras la final de la Copa Libertadores, el técnico uruguayo Pablo Repetto anunció que se iba al Baniyas SC de la Liga Árabe, tras cuatro años en el Independiente del Valle.

Y reconoció de entrada que lo único que le movía en ese contrato era la parte económica. Sentía que había conseguido algo destacado en lo deportivo con el equipo ecuatoriano, así que se fue “para asegurar su futuro y el de su familia”.

Pero en Emiratos Árabes Unidos no le dieron tiempo para plasmar su proceso futbolístico. Su aventura terminó pronto, a los 86 días, tras dos empates y seis derrotas.

Repetto, ya libre, empezó a sonar como uno de los entrenadores que vendrían al país para la próxima temporada. Liga de Quito se convirtió en el principal equipo interesado.

El DT aclaró que no ha recibido ninguna propuesta formal, pero que le gustaría asumir de nuevo un reto deportivo. No solo en Ecuador mostraron interés por contar con él. En Uruguay también lo buscan.

En Independiente del Valle no tiene espacio como técnico, por ahora. Así lo confirmó el gerente, Santiago Morales. En el club confían en el recambio que inició Alexis Mendoza.