Actualidad

No descuidemos a nuestra familia

Estimado señor director, qué importante y cuánto bien se hace a nuestros hijos al poder comunicarnos con ellos, durante algún momento en que tenemos la oportunidad de hacerlo, desde el lugar donde trabajamos.

Cuántas veces llegamos a nuestras casas y no podemos hablar con ellos porque están en actividades escolares, o porque ya están dormidos.

Tenemos medios electrónicos a nuestra disposición (celulares para enviar mensajes, y otros más), que nos permiten estar en contacto con ellos, especialmente cuando llegan a la casa después de clases.

Mario Monteverde Rodríguez