Por que fue declarado desierto el concurso del sello y emblema de la Espol

  Actualidad

Por que fue declarado desierto el concurso del sello y emblema de la Espol

El jurado consideró que las propuestas no cumplían con el pedido del concurso.

El jurado consideró que las propuestas no cumplían con el pedido del concurso.

El concurso abierto de diseño de un nuevo sello y emblema de la Escuela Superior Politécnica del Litoral (Espol), fue declarado desierto por el jurado del certamen.

Así lo informó este lunes 14 de octubre su departamento de prensa. Aclaró que la decisión fue tomada a inicios de mes, pero no se comunicó antes al público por el contexto político y social que vivía el país.

El jurado estuvo conformado por los profesionales Connie Hunter (de Guayaquil), Pablo Iturralde (de Quito) y Hernán Ordóñez (de Buenos Aires). El grupo se reunió los días 2 y 3 para revisar las propuestas que llegaron a la dirección electrónica del concurso hasta la medianoche del martes 1.

Hubo 109 propuestas en total. El tribunal destacó “el sentido de pertenencia” de los participantes que, en casi un 50%, ratificaron la tradición politécnica, así como los símbolos propios del escudo de Guayaquil (las ramas de laurel y la Estrella de Octubre).

Sin embargo, aun cuando el tribunal encontró propuestas con potencial, consideró que ninguna cumplía a cabalidad con el pedido del concurso. Los proyectos no cumplieron integralmente con los estándares determinados en las bases: conceptualización, estética, legibilidad, funcionalidad, pregnancia, universalidad y factibilidad o viabilidad en las aplicaciones.

Por ello, y en apego al literal 5.5 de las bases, que dice: “el fallo del jurado, que será inapelable, podrá declarar desierto el premio en la fase de designación de finalistas, si considera que ninguna propuesta cumple con los requisitos adecuados para pasar a la ronda final del voto en línea”; decidió declarar desierto el concurso.

Además, recomendó la participación de un estudio especializado en diseño gráfico corporativo, con larga experiencia en el mercado, para que elabore el sello y emblema de la institución.

Sugiere también que los autores de las propuestas con mayor potencial participen, como pasantes observadores, del proceso de elaboración del sello y emblema y, de esta manera, obtengan un aprendizaje especializado sobre branding corporativo.

Con el ánimo de estimular a los autores, el jurado decidió entregarles a los tres mejores uno de los premios ofrecidos en el concurso. Así, otorga el premio de la MacBook Pro de 13 pulgadas a Ricardo Galindo; el premio del iPad Pro de 11 pulgadas a Gabriel Carrasco; y el iPhone XS a Paúl Torres.

La Espol decidió convocar a un concurso abierto del diseño de su sello y emblema, luego de la polémica surgida en meses pasados, cuando sus autoridades aprobaron un nuevo logotipo de la institución, que excluyó a la tradicional tortuga polito, lo que generó descontento y críticas de parte de sus alumnos y graduados.