Decae esperanza de una tregua en Siria

  Actualidad

Decae esperanza de una tregua en Siria

Elecciones. Alejandro Domínguez ocupaba el cargo interino en el organismo por Napout. Ayer en los sufragios fue respaldado.

La tensión entre aliados y adversarios del régimen sirio, en particular entre Rusia y Turquía, seguía aumentando ayer por los bombardeos turcos en el norte del país, lo que aleja cada vez más la perspectiva de un alto el fuego.

El presidente estadounidense Barack Obama volvió a pedir a su homólogo ruso, Vladimir Putin, que ponga fin a los ataques rusos contra grupos de la oposición moderada en Siria, conforme al acuerdo internacional suscrito el jueves pasado en Múnich.

En un diálogo telefónico el sábado entre los dos gobernantes, Obama “subrayó que actualmente es importante que Rusia juegue un rol constructivo y cese su campaña aérea contra las fuerzas de la oposición moderada en Siria”, según el comunicado oficial.

Por su parte el Ministerio de Relaciones Exteriores francés expresó su “preocupación por la continua degradación de la situación en la región de Alepo y en el resto del norte de Siria”.

El ejército turco, desoyendo la reprobación de EE. UU., bombardeó por segundo día consecutivo posiciones kurdas en el norte de Siria, en particular en los alrededores de la ciudad de Azaz, en Alepo.

La acción fue denunciada por el gobierno sirio, que pidió al Consejo de Seguridad de la ONU que “ponga fin a los crímenes del régimen turco”. Turquía, enemiga acérrima del régimen de Bachar Al Asad, está estudiando lanzar una operación terrestre conjunta con Arabia Saudí contra los yihadistas del Estado Islámico (EI), indicó el sábado el ministro de Exteriores turco, Mevlut Cavusoglu.

Su par saudí, Adel al Jubeir, afirmó ayer sin dar detalles que su país podría desplegar fuerzas “especiales” en el marco de la coalición antiyihadista liderada por EE. UU.

Irán y Rusia, principales aliados de Al Asad, ya han advertido que no permitirán el envío de tropas terrestres. AFP