Danilo Carrera La fama no debe servir para levantar peladas”

  Actualidad

Danilo Carrera La fama no debe servir para levantar peladas”

Danilo Carrera La fama no debe servir para levantar peladas”

“Tiene pinta” dicen los hombres, “Es hermoso” repiten las mujeres. Comentarios similares, felicitaciones y hasta pláticas de fútbol se pueden leer en la cuenta de Instagram del actor ecuatoriano Danilo Carrera.

Era un joven como cualquiera, pero que por casualidades de la vida comenzó a trabajar en televisión, en nada más y nada menos que la cadena Telemundo; lo que lo empujó a seguir con éxito en su camino a la fama. Es probable que el reconocimiento no le falte en el extranjero porque actualmente es parte del grupo Televisa y posa para las revistas más famosas de Latinoamérica; pero aquí, en su natal Guayaquil, aún faltan cosas por conseguir.

Para Danilo, el ser famoso en su ciudad viene por añadidura. Hace una semana fue el estreno nacional de Pasión y poder, su último melodrama, estelarizado por Jorge Salinas, Fernando Colunga y Susana González que se ve por la señal de RTS. EXPRESIONES, habló con el actor en su paso por el país, y contó su experiencia en las grandes ligas de las novelas.

¿Para usted aplica la frase: ¿Nadie es profeta en su tierra? No. Yo creo que no solo yo, si no todos, hemos venido al mundo a romper este tipo de frases y creencias. Yo creo que puedo ser muy conocido en mi país y que la gente me quiera. No creo que aplica.

¿Se considera famoso en Ecuador o su nombre apenas está sonando con fuerza?

Yo creo que sí me conocen pero me falta muchísimo por hacer. Soy consciente de que no me he dedicado en este momento, ya que es la segunda vez que vengo a promocionar algo y como vivo en el extranjero trato de dominar en ese mercado. Antes no lo hacía porque yo quería venir a Ecuador y quería que la gente me tratara como el peladito relajoso; y ahora ya se me hace imposible que la gente no me reconozca, aunque no todas mis novelas aparezcan en televisión nacional.

¿En dónde pasa menos desapercibido?

Aquí en Ecuador, menos que en México o Estados Unidos. Aunque hace unos días estaba desayunando un bolón y pasé 45 minutos tomándome fotos con las chicas. Pero no me pasa tanto como en Ciudad de México, allá es casi a diario. Hay ocasiones las que donde no puedo entrar a un centro comercial o a pasear.

¿Esto lo frustra en su vida?

No me frustra. Lo único que me molesta, o incomoda, es cuando debo llegar a un lugar y voy tarde. Cuando no estoy tarde, dedico fotos, autógrafos, vídeos, lo que quieran.

¿Cree que con Pasión y poder la gente lo reconocerá más en Ecuador?

Eso ya está plantado. Roberto Manrique y yo , ya somos plantados como actores ecuatorianos internacionales. Lo que ahora falta es que conozcan al Danilo de verdad. Es fácil conocer al que sale en tele pero no a la persona y, pues, yo soy un niño normal con un trabajo diferente. No soy un extraterrestre raro, soy un ‘man’ como cualquiera.

¿Cómo es su personaje de Franco en Pasión y poder?

Es un personaje complejo, que tiene odio, pero es bueno. Es muy real. No es típico malo. Esta fue la última novela larga en Televisa.

¿Qué aprendió de Fernando Colunga y Jorge Salinas?

De Fernando a tratar de ser perfecto, haber estudiado sus escenas antes de ir al set, saber qué vas a usar de ropa. Con Jorge no grabé tanto, pero de él aprendí técnicas actorales como respiración.

¿Qué se siente ser escogido como uno de los más bellos de Latinoamérica? ¿Es un título que pesa?

Dicen que estás dentro de los más bellos de People en español, pero no estás ahí por lindo. Es un reconocimiento a tu trabajo, o si no todos los años fueran los mismos.

¿Ser bello le sirve para ser asediado por las mujeres?

Sí, ¡sí! y me encanta. Mis ‘danilocas’ que se me tiren encima todo el día, es parte del trabajo. La verdad es que antes de ser famoso también tenía chicas que se lanzaban, ¡pero ahora son más! Y no me molesta. Es increíble que tengan la confianza de pedirme una foto o un beso.

Pero eso es fácil cuando se es soltero...

Sí, pero cuando me case yo creo que esa persona va a tener que entender que no es la única mujer de mi vida. Que hay miles de mujeres que están enamoradas de mí, que sueñan conmigo. Y no es que voy a ser infiel, pero es parte de mi vida.

¿Ser bello, salir en televisión, lo usa como arma de seducción?

No, fíjate que cuando conozco chicas que no conocen mi carrera ni lo menciono. Pero luego de 15 o 20 minutos, la gente les dice es Danilo Carrera, me reclaman “por qué no me dijiste que eras actor”. Porque no quiero que me traten diferente, no me siento diferente. La fama no la uso para ese tipo de cosas. Prefiero usarla para ayudar como cuando vine luego del terremoto. Ser famoso debe servir para ser buen ejemplo pero no para levantar peladas. No tiene mérito.