La cuna academica del frente economico

  Actualidad

La cuna academica del frente economico

La facultad de Economía fue creada el 2 de septiembre de 1949, como unidad académica adscrita a la facultad de Jurisprudencia.

Algunas de las altas autoridades encargadas de las finanzas del país, salieron de la PUCE.

Dos semanas antes de asumir como ministro de Finanzas, el pasado 24 de mayo, Carlos de la Torre realizaba sus últimos trámites en las oficinas de la facultad de Economía de la Pontificia Universidad Católica del Ecuador (PUCE).

Él dejó su cargo de director del Centro de Investigaciones de la facultad para tomar las riendas económicas del país.

Para conformar su equipo sugirió al presidente de la República, Lenín Moreno, incorporar a otros profesores de la PUCE que son de su confianza: Verónica Artola, gerente del Banco Central del Ecuador (BCE); Rubén Flores, presidente del Directorio de BanEcuador; y la semana pasada a Wilson Vera, delegado de Moreno ante la Junta Política y Regulación Monetaria y Financiera.

Andrés Mideros, el actual secretario de Planificación y Desarrollo, también es docente de la PUCE, pero no fue recomendado por De la Torre.

“Los que estamos en el frente económico somos profesores activos con licencia (...) Fuimos compañeros profesores hace seis meses”, dice De la Torre.

Y no solamente profesores. Economistas graduados de la PUCE en los últimos años han presidido las entidades económicas del país. El timón de Finanzas estuvo en manos de exalumnos como Patricio Rivera o Fausto Herrera.

En el caso del BCE ha ocurrido algo similar: Diego Martínez y Mateo Villalba son graduados de la misma facultad.

En algunos casos, incluso, recibieron cátedra en el mismo salón de clases. El exministro Herrera recuerda que fue compañero de Rivera y Martínez.

Ahora, el manejo económico de los tres es cuestionado desde diversos sectores y está bajo la lupa de la Contraloría.

Tanto en el anterior como en el actual Gobierno los funcionarios han mantenido una línea parecida, que dentro del mundo de la economía se conoce como heterodoxa. Es decir, con un enfoque más social.

Diego Mancheno, decano de la facultad de Economía de la PUCE, asegura que los profesionales graduados de la Católica tienen una visión de servicio debido a que es una universidad jesuita. No obstante, asegura que en su facultad coexisten diversas vertientes de pensamiento económico.

Antes de que Rafael Correa (economista de la Universidad Católica de Guayaquil) llegara al poder en 2007, el frente económico estuvo conformado por ‘los tres Mauricios’: Mauricio Pozo, Mauricio Pareja y Mauricio Yépez (+), todos también exestudiantes de la PUCE y con una visión ortodoxa.

Mancheno hace un balance y asegura que su facultad ha sido la incubadora de la mayoría de funcionarios públicos del área económica desde que Ecuador se dolarizó.

El decano sostiene que en estos 17 años el país ha reducido la pobreza y desigualdad y que el aporte de sus profesionales ha sido positivo. Sin embargo, critica el legado del Gobierno de Correa y asegura que su estrategia de desarrollo, que implicó inversión en grandes proyectos y un Estado gigante, fue errada.

En esa misma línea, Juan Pablo Erráez, exalumno y actual docente de la facultad, cuestiona las políticas económicas del anterior y del actual Gobierno.

Erráez, quien además es jefe de Estudios de la Asociación de Bancos Privados del Ecuador (Asobanca), asegura que la facultad es una cadena: el profesor ocupa un cargo importante en el sector público o privado y busca a estudiantes destacados para que colaboren.

Carlos De La Torre

El actual ministro de Finanzas. Fue director del Centro de Investigaciones Económicas. También fue subdecano.

Patricio Rvera

Mejor egresado de la facultad de Economía en 2002. Ocupó los cargos de ministro coordinador de la Política Económica y de Finanzas. Fue consejero económico de Moreno.

Fausto Herrera

Exministro de Finanzas. Se graduó en 2003 con la tesis ‘Sostenibilidad fiscal en el Ecuador. La importancia de la creación de un fondo de estabilización fiscal a través de la exportación de crudos pesados’.

Verónica Artola

Gerente del Banco Central. Graduada y catedrática de la facultad de materias como Valoración Ambiental o Introducción a la Economía.

Katiuska King

Exministra de la Política Económica. También se desempeñó como subsecretaria de Seguimiento y Evaluación de la Secretaría Nacional de Planificación y Desarrollo (Senplades).

Mateo Villalba

Exgerente del Banco Central. Trabajó en otras entidades como la Secretaría de Planificación y Desarrollo (Senplades) y la Superintendencia de Economía Popular y Solidaria (SEPS).

Andrés Mideros

Actual secretario de Planificación y Desarrollo. Exalumno y profesor de la PUCE. Dictó asignaturas como Macroeconomía I en la facultad.

Diego Martínez

Exgerente del BCE y fue representante de Moreno en la Junta de Regulación Monetaria y Financiera. Su disertación de grado, en 2002, se tituló ‘La necesidad de refundamentar la economía’.

El ala pragmática de la facultad

Exministro. Mauricio Pozo asumió la cartera de Finanzas en 2003.

La universidad no es el problema del legado económico que dejó el correísmo, para Erráez, porque también ha formado profesionales con otras líneas de pensamiento.

Por ejemplo, Julio José Prado, director ejecutivo de Asobanca, fue compañero de Rivera y Herrera.

De la PUCE también han salido economistas más pragmáticos, dice Mauricio Pozo, exalumno y exprofesor de la facultad. Por ejemplo, Richard Martínez, presidente del Comité Empresarial Ecuatoriano (CEE), o José Hidalgo, director de la Corporación de Estudios para el Desarrollo (Cordes), ambos críticos a las políticas gubernamentales.

El estudiante de la PUCE también pone reparos a la gestión del Gobierno. Santiago Valdivieso, presidente de la Asociación Escuela de Economía, asegura que si bien el enfoque de inversión del régimen pasado pudo ser bueno, la ejecución estuvo plagada de irregularidades.

El decano asegura que casa dentro hace falta más debate sobre el papel de la facultad en los diez años de Gobierno y sus resultados económicos. Incluso, preguntarse en qué fallaron.