Cumplio condena por homicidio, fue deportada, regreso y la volvieron a encarcelar

  Actualidad

Cumplio condena por homicidio, fue deportada, regreso y la volvieron a encarcelar

El nuevo delito le podría costar 20 años de cárcel.

El nuevo delito le podría costar 20 años de cárcel.

Una mujer que fue condenada a prisión por matar a cuatro niños en un accidente de tránsito, fue nuevamente detenida por ingresar ilegalmente a Estados Unidos pese a haber sido deportada.

Según reportes policiales, Olga M. Franco fue delatada ante los agentes del servicio de migración (ICE) y luego localizada en una vivienda de Minneapolis, a 140 millas del pueblo donde años atrás cometió un accidente al chocar la camioneta que conducía contra un bus escolar.

El portal de noticias Telemundo, indica que en la colisión perdieron la vida los hermanos Jesse y Hunter Javens, de 13 y 9 años respectivamente; Reed Stevens, de 12; y Emilee Olson, de 9, mientras que otras 14 personas resultaron heridas, incluida la conductora quien en ese momento dio un nombre falso.

En un principio fue identificada como Alianiss Nunez Morales, de 23 años, pero finalmente se supo que se llamaba Olga M. Franco, inmigrante indocumentada de origen guatemalteco.

Lee también: Crimen en Montañita: Confirman sentencia de 40 años para implicado en asesinato de argentinas

La mujer fue detenida y acusada de cuatro cargos de homicidio. Los investigadores descubrieron que su licencia de manejar era falsa, y el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, en inglés) entró en acción después de que dijera ser ciudadana mexicana. Fue encarcelada sin derecho a fianza.

En octubre de 2008, Franco fue condenada a 12 años y medio de cárcel, que por buena conducta podrían reducirse a ocho. Franco apeló su sentencia sin éxito.

En la cárcel, empezó a escribirse cartas con un estadounidense, con el que terminó casándose en 2009, aunque luego se divorció.

Cumplió su pena en 2016, y el ICE la deportó. Sin embargo, tratando de burlar el sistema migratorio, la mujer regresó de manera ilegal a Estados Unidos, por lo que podría ser condenada a 20 años de cárcel.