Actualidad

Mas cultivos y produccion de droga

Diario El Comercio (3 de nov-2017), señalaba que hasta esa fecha la Policía había decomisado 80 TM, mientras en 2016 habían incautado el récord de 110,40 TM. En tanto que los medios de comunicación internacionales destacaban por una alerta de la Oficina de las NN. UU. contra la Droga y el Delito-UNODC, el aumento de la coca y producción de cocaína en Colombia desde el 2014: “Los cultivos de coca crecieron al pasar de 48.000 ha en 2013 a 69.000 ha en 2014, un incremento del 44%.

La producción media potencial de cocaína, en 2013, de 290 TM progresó a una de 442 TM, un incremento de 52%”, según diario El País-Colombia, 2 de julio de 2015. Y que el cultivo de coca subió en un 52% en 2016, pasando de 96 mil Ha a 146 mil ha. Mientras la producción de cocaína en 2016 alcanzó la cifra más alta en la historia del país con 866 TM, que representó 220 TM más que el 2015. Todos estos impresionantes aumentos se registraban en pleno proceso de paz con las FARC y, luego, de 4 décadas de inversiones multimillonarias por parte de Colombia y EE.UU. en la “guerra contra las drogas”: afloran al respecto muchas preguntas e hipótesis por parte de los especialistas, pero también una actitud de desconfianza e incertidumbre en la ciudadanía.

Entre las principales causas podemos enumerar: La producción de coca se da en las zonas rurales más empobrecidas y vulnerables, donde existen las condiciones para que haya una gran desconfianza al Estado, de allí el fracaso del programa de sustitución de cultivos, ya que los niveles de desarrollo son iguales y la situación es la misma desde hace 20 años. Desde el 2015 se dejaron de erradicar los cultivos por aspersión aérea de glifosato por decisión de Corte Constitucional. La aplicación de sofisticadas tecnologías que bajan costos e incrementan producción. Las variaciones en las tendencias del narcotráfico global. Aumento y diversificación de la demanda a nivel mundial. El vacío dejado por las FARC se llenó con las bandas criminales-Bacrim y mafias-carteles de todas las nacionalidades; entre otras. Dimensionemos mejor la influencia del posconflicto.