CREO se adjudica ‘La Unidad por el Cambio’

  Actualidad

CREO se adjudica ‘La Unidad por el Cambio’

El partido de Guillermo Lasso, rodeado desde hace año y medio por los muros de La Unidad, cuya fundación por parte del socialcristianismo, SUMA y Podemos, lo apretaba contra el estigma de una candidatura en solitario, reclama ahora el espacio.

Acto. Siete líderes provinciales apoyaron ayer a CREO, en Guayaquil.

Contraataque. El partido de Guillermo Lasso, rodeado desde hace año y medio por los muros de La Unidad, cuya fundación por parte del socialcristianismo, SUMA y Podemos, lo apretaba contra el estigma de una candidatura en solitario, reclama ahora el espacio.

“Esta, verdaderamente, es La Unidad por el cambio”, advirtió ayer el presidente de CREO, César Monge, mentalizador y cabeza de negociación de la serie de alianzas confirmadas esta semana y adelantadas por EXPRESO.

Monge no ha perdido oportunidad de adjudicarse la etiqueta de sus contendientes, poniendo el énfasis en los principales anuncios de las últimas horas: el respaldo de SUMA y Podemos en una alianza nacional. Y sumando ahora siete movimientos provinciales, Monge no dudó, ante los micrófonos de los medios, en inflar el pecho: “Esta unidad no se desgrana. Esta unidad, verdadera, se fortalece, sigue creciendo y llevará a Guillermo Lasso a la presidencia”.

Ayer, flanqueado por siete líderes provinciales que van desde el indigenado evangélico y los tsáchilas hasta las cabezas socialcristianas de Napo, el movimiento de Lasso hizo hincapié en su nueva estrategia territorial.

Esta vez, luego de su acuerdo nacional por partida doble, CREO apunta a provincias menores que, en su conjunto, pugnan dos decenas de escaños legislativos.

Y aunque los apoyos pudieran inclinar la balanza legislativa, nadie en CREO se atreve a negar que el principal objetivo es potenciar la candidatura presidencial. Y aunque el 60 % de los votos se centralice en Pichincha, Guayas, Manabí y Azuay, la campaña de Lasso está segura de que cada voto contará en una primera vuelta donde el porcentaje de un solo dígito podría ser decisivo. ABP