Actualidad

La crecida del Río Monjas, en Quito, provoca inspecciones en los puentes

Los resultados de las supervisiones no fueron informados a las autoridades del Concejo. La sesión no se concretó por la inasistencia de Jorge Yunda

Las inspecciones en el Río Monjas continúan.
Las inspecciones en el Río Monjas continúan.angelo chamba

Los sectores aledaños al Río Monjas deben ser monitoreados constantemente. La empresa metropolitana de Obras Públicas informó hoy, 1 de abril de 2021, que se realizó una inspección técnica en zonas afectadas por la crecida de la cuenca que atraviesa las parroquias de Carcelén, Pomasqui y San Antonio de Pichincha.

El Río Monjas es monitoreado por cinco entidades municipales.

Los conflictos políticos de Quito opacan a otros problemas que tiene la capital

Leer más

Durante la última semana de marzo se inspeccionó el Puente de La Marquesa por una supuesta afectación por la crecida del río. Esa obra conecta a varios barrios de Pomasqui y por ahí transitan cientos de vehículos de todo tipo.

El puente de La Marquesa tiene una longitud de 61 metros por 4,80 metros de ancho. Cuenta con placas de piso antideslizante para tráfico y caminarías peatonales.

Según la empresa, el soporte del lado oriental afectado no es parte del puente actual sino que pertenecía a una estructura que fue retirada años atrás.

Además de las inspecciones, “otro equipo retiró un árbol en riesgo de caer junto al puente”.

Aunque el riesgo fue descartado, la empresa metropolitana informó que se mantendrá el monitoreo de los puentes vehiculares y peatonales de la ciudad.

Las acciones necesarias en las cercanías del Río Monjas no pudieron ser informadas a los integrantes del Concejo Metropolitano de Quito porque la sesión para abordar la problemática fue suspendida. El alcalde Jorge Yunda y los concejales del correato se negaron a asistir para no tratar cuestionamientos por denuncias de corrupción en el Municipio.