COVID-19: el consumo de drogas viabiliza el contagio

  Actualidad

COVID-19: el consumo de drogas viabiliza el contagio

Los expertos estudian el efecto del virus en los cuadros de adicción. Las afectaciones no solo son psicológicas, sino físicas No hay estadísticas

CONTAGIOS
Asintomáticos. Las personas con adicciones inhiben su sistema inmunológico y no perciben los síntomas.Gerardo Menoscal

No están contemplados. La propagación del coronavirus se la atribuye, entre otros factores, a las aglomeraciones y la falta de rigurosidad en las medidas de bioseguridad. Sin embargo, hay un grupo de personas que enfrenta una realidad que, antes de la pandemia, era visible, pero que el virus la agravó.

Según la psiquiatra y especialista en adicciones, Julieta Sagnay, el Instituto Nacional sobre el Abuso de Drogas de Estados Unidos ya reportó la relación entre la drogadicción y la COVID-19. “Este grupo es más vulnerable por el intercambio de jeringas y todas las herramientas para el consumo”, señala Sagnay reseñando la publicación de la entidad estadounidense y añade que “llama la atención que no haya un índice de mortalidad entre las personas que consumen drogas”. También indica que no hay cifras que reporten esta relación en el país.

Este Diario solicitó al Ministerio de Salud Pública una entrevista con un vocero de la cartera de Estado para que se refiera a la relación entre el consumo de drogas y el coronavirus. Sin embargo, hasta el cierre de esta edición no hubo respuesta alguna.

Clases en casa

La primera opción debe ser mantener escuelas abiertas incluso con Ómicron, dice Unicef

Leer más

Por su parte, el médico farmacólogo y profesor de la Universidad San Francisco de Quito, Enrique Terán, explica que “las personas que tienen algún tipo de drogadicción tienen dos condiciones: una menor respuesta inmunológica y una menor capacidad de distinguir alteraciones en su salud”. Esto, según Terán, significa que este grupo puede “enmascarar” los síntomas y no podrá saber si está contagiado o no.

El criterio de Terán concuerda con un muestreo que la psiquiatra Sagnay hizo con sus pacientes. “De 130 pacientes con adicción solo 3 salieron positivos al COVID-19 y no tenían ni síntomas”, señala Sagnay.

Las personas con cuadros adictivos tienen menor capacidad de notar los síntomas del virus.

​Enrique Terán, médico y farmacólogo

Sin embargo, hace hincapié en que mitos como el consumo de cocaína y de alcohol como método de evitar el contagio “ya fueron desmentidos”.

En el caso de las hospitalizaciones, Terán señala que en las personas con cuadros de adicción tienen un “escenario menos favorable” que aquellas que no consumen drogas. Según indica Terán, se debe a que la “tormenta citoquínica” es mucho mayor y aumenta las probabilidades de agravar la enfermedad del coronavirus. Esto debido a que el virus genera una respuesta inflamatoria excesiva en el organismo humano y empeora el factor de riesgo.

Por otro lado, la psicóloga clínica Maribel Romero indica que, desde el ámbito de la psique, “el tema es más complejo”. Según la profesional, la mayor cantidad de personas se quedan en casa sabiendo que están contagiadas, sin embargo, la necesidad de consumir “hace que salgan en busca de las sustancias”. “Enfrentan la ansiedad y no les ha importado contagiar a las personas, a la familia”, comenta Romero y hace hincapié que esto solo pasa cuando hay una dependencia física y emocional; “y ya no les importa”.

La ansiedad y la abstinencia los hace buscar las sustancias sin importar el contagio.

Maribel Romero, psicóloga clínica

Además, recuerda que las personas bajo el efecto de drogas pierden la conciencia de responsabilidad. El médico Enrique Terán concuerda con Romero y explica que, aunque se les pueda dar todas las recomendaciones típicas del distanciamiento, uso de mascarilla y las medidas de protección, estas personas “terminan siendo un grupo de alto riesgo”. Tanto Romero como Terán coinciden en que “incitar a una vacunación es inevitable”.

Esto como referencia a que por este tipo de casos la inoculación es necesaria, así como los refuerzos. Además, Terán recuerda que la inoculación no es una medida efectiva para el contagio, pero sí “para prevenir la enfermedad severa y la muerte”.

Según indicó la ministra de Salud, Ximena Garzón, Ecuador está pasando por una semana “crítica”. Hasta el 19 de enero de 2022, el país registra 42.000 nuevos contagios. Esto representa un aumento 300 % en comparación a la semana anterior.

El detalle

Inflamación. El virus en el cuerpo provoca que las citoquinas afecten al mismo organismo y genere una inflamación que puede provocar la muerte.