El correísmo puso en riesgo la data de los medios de comunicación

  Actualidad

El correísmo puso en riesgo la data de los medios de comunicación

La Contraloría detectó descuidos y descontrol en el Cordicom. El registro tuvo fallas de fondo y forma

Referencial. La Supercom se creó como parte de los organismos que necesitaba la LOC.
EL gobierno anterior creó entidades de control que cometieron irregularidades.archivo

No solo se cercó y amenazó constantemente a los medios de comunicación independientes, el gobierno del expresidente Rafael Correa también puso en riesgo información privada de la prensa. La Contraloría General del Estado detectó que el Consejo de Regulación, Desarrollo y promoción de la Información y Comunicación (Cordicom) manejó de manera descuidada los datos de los medios. El Registro Público de Medios (RPM), herramienta creada para vigilar, tuvo fallas y vulneraciones que no fueron advertidas ni corregidas durante el gobierno anterior.

Los bienes de Petroecuador tienen nuevo asegurador desde el 7 de diciembre.

El seguro de Petroecuador sigue en la mira de la Asamblea y la Contraloría

Leer más

El informe DNA4-0034-2019 de la Contraloría muestra, por ejemplo, que la aplicación RPM no tenía canales de comunicación seguros para la recopilación de información administrativa, productiva, laboral y general de los medios de comunicación. Los datos de los periodistas y de las empresas estaban expuestos a modificaciones, adulteraciones y vulneraciones sin controles ni supervisiones.

El Cordicom -que junto con la Superintendencia de Comunicación sirvieron para amedrentar a la prensa- podía alterar información técnica y bases de datos desde más de un usuario. La restricción del manejo de esa data no estaba limitada y cualquier burócrata podía crear más de un usuario para acceder a la herramienta RPM.

Los aplicativos que usó la entidad correísta eran “vulnerables y sin documentación técnica completa, que no garantizaron la seguridad, confidencialidad e integridad de la información de los usuarios, debido a deficientes controles de validación, reserva y transmisión de datos”, destaca la Contraloría.

Para Francisco Rocha, director de la Asociación Ecuatoriana de Editores de Periódicos (Aedep), lo encontrado por la Contraloría solo evidencia la persecución del gobierno del expresidente Rafael Correa contra los medios.

Uno de los puntos más peligrosos que menciona Rocha es que el RPM permitió que organismos afines al gobierno anterior pretendan ser medios de comunicación. El desorden y manipulación del registro facilitó la inclusión de grupos partidistas que se ‘disfrazaron’ de prensa.

El titular de la Asociación destaca que un registro es bueno siempre que se use de forma técnica y no como una estrategia política.

ATENCION EN HOSPITAL (32108474)

La Contraloría aún tiene 181 exámenes abiertos por las compras en la emergencia

Leer más

El desorden no afectó solo a los medios de comunicación. La Cordicom, a decir de la entidad que dirige Pablo Celi, contrató servicios que no usó y no concluyó proyectos que tenía en marcha porque no se diseñaron mecanismos de seguimiento. Se usaron recursos públicos sin una supervisión estricta. Una constante en el correísmo.

EXPRESO consultó con el actual Consejo de Información y Comunicación -que reemplazó al Cordicom- y desde ahí se comunicó que las recomendaciones de la Contraloría se cumplen según el cronograma legal establecido. Desde el 16 de enero de este año, muestra el reporte de cumplimiento, se trabaja en corregir los ‘descuidos’ de la administración anterior.