Amor en tiempos de coronavirus

  Actualidad

Amor en tiempos de coronavirus

Por la cuarentena, las parejas no se pueden ver físicamente. En la Zona 8 el Registro Civil Nacional tiene que reprogramar 186 matrimonios

Mohammad Nor Azwan
Malaysia. Mohammad Nor Azwan Ishak, de 27 años, y la novia, Nuramiraalia Noorbashah, de 25, usan mascarillas como medida preventiva contra el COVID-19.MOHD RASFAN/ AFP

Son días de muchay con mascarilla y de khuyay utilizando la tecnología. Son parte de las respuestas dadas por un grupo de parejas a quien Diario EXPRESO preguntó, ¿cómo besar y amar en tiempos de COVID-19

Ellos usan palabras en quichua para dar un toque diferente a la frase; en este idioma muchay es besar y khuyay es amar.

La mayoría de los consultados indica que están usando las redes sociales y videollamadas para comunicarse a diario. Mientras que unos cuantos tomaron sus maletas y se fueron a pasar juntos con sus enamoradas la cuarentena, en este grupo están César Martínez y Alfredo Zambrano. Cada pareja considera que la coyuntura les abre la opción de vivir una experiencia diferente.

Aunque a Andrea Ramos no le alegró que su novio decida pasar con ella la cuarentena. Ella comenta: “¿Cómo le digo que no quiero vivir juntos? Ya se autoinvitó a quedarse aquí”.

Algo similar es el sentir de Fabricio Gonzabay, manifiesta: “me llevó con ella”; y al comentario le agregó una carita soltando una lágrima.

Pero los que se comunican a través de la tecnología indican que su creatividad se ha puesto a prueba para crear memes, frases y juegos con sus amados a la distancia.

Por la epidemia de COVID-19, mi matrimonio se postergó. Ahora no tengo la nueva fecha para el evento.

Leonor Martínez. Guayaquileña.

Pero de todos los entrevistados destacan Leonor Martínez y Walter Quiñones. Ellos viven en la misma ciudadela, sus casas están separadas por seis cuadras. Sin embargo, decidieron ser obedientes a la cuarentena, no se van a ver hasta que el Gobierno y las autoridades de salud indiquen que la emergencia sanitaria ha terminado.

“Cuando uno ama quiere que la otra persona esté bien, por eso nos unimos a los que sí estamos obedientemente en casa. Soy docente y mi novio tiene su negocio propio y hemos acatado el #Quédate en casa”.

Además, Leonor y Walter son parte de las parejas que se iban a casar en estos días. Según el Registro Civil Nacional, en la zona 8 se van a reprogramar 186 matrimonios. En este caso, el COVID-19 también provocó que se postergue el “sí te acepto”, aunque los novios aseguran que el virus no podrá terminar con su sentimiento.

En el caso de Leonor, ella no alcanzó a probarse el vestido de novia ni a comprar los zapatos. El salón de fiesta les devolverá el dinero. La nueva fecha del matrimonio dependerá del Registro Civil.

Otra historia destacada es la de Marina de Gilbert y su esposo Enrique. Ellos tienen 40 años de casados, pero él es gerente de una empresa de alimento que queda fuera de la provincia del Guayas, por lo tanto él debe quedarse cerca de su trabajo y alejado físicamente de su familia. Pero, emocionalmente se mantienen unidos.

“Mi esposo se comunica con nosotros todos los días, cuando éramos enamorados me escribía cartas románticas, ahora me manda mensajes virtuales y también hacemos videollamadas. A diario nos decimos cuánto nos amamos y eso hace que nuestro matrimonio se fortalezca más, con la bendición de Dios”, dijo Marina.

En Ecuador, el COVID-19 está en la etapa tres, en contagio comunitario y no se sabe cuánto tiempo va a durar la cuarentena. La única certeza que tienen los enamorados es que su sentimiento no se ‘enferma’ con la pandemia del 2020.

La tendencia de utilizar aplicaciones

El sexólogo Édison Pazmiño indica que es ahora cuando más se busca los acercamientos virtuales, para ello se están utilizando aplicaciones, redes sociales y videollamadas. Son varios países en cuarentena y ello ha hecho que más personas recurran al sexting. Están enviando mensajes con contenido erótico e incluso se envían fotos.

Otros hacen videollamadas para tener sexo virtual, explica el experto a Diario EXPRESO.

Esto ha hecho que se esté utilizando más las aplicaciones donde se pueden hacer retos de contenido sexual, y con ello ganan puntos. “En sí están usando todo lo que existe en el mercado para tener sexo a través de la tecnología”.

Un ejemplo es la aplicación Desire, uno de los retos que más se usa es enviar fotos en ropa interior. “Cada pareja se pone el reto y la aplicación da puntos por ello, las personas empiezan en retos sencillos y se van poniendo más creativos luego, hablando eróticamente”.

Aplicaciones como OKCupid ha preguntado a sus usuarios ¿El coronavirus afecta tu vida amorosa o sexual? Sorprendentemente la respuesta fue que un 93 % se sigue viendo en la vida real, pero no se puede saber de qué países han respondido. Otro dato que se ha publicado en la prensa virtual es que la aplicación ha notado un aumento del 7 % en nuevas conversaciones para citas, en cinco días. “Por lo tanto hay un incremento de usar aplicaciones que permiten un acercamiento virtual con una pareja”, indicó Pazmiño.