Coronas para las ‘Inti Nustas’

  Actualidad

Coronas para las ‘Inti Nustas’

Fueron 40 las “Princesas del Sol” que recibieron coronas y fueron proclamadas de manera simbólica como las soberanas del sol. Las soberanas lucían sus atuendos de acuerdo a su nacionalidad. Estaban indígenas y mestizas pero todas mayores de entre 15 y

Ritual. Chicas de varias nacionalidades recibieron las coronas simbólicas como Inti Ñustas o Princesas del Sol.

Fueron 40 las “Princesas del Sol” que recibieron coronas y fueron proclamadas de manera simbólica como las soberanas del sol. Las soberanas lucían sus atuendos de acuerdo a su nacionalidad. Estaban indígenas y mestizas pero todas mayores de entre 15 y 18 años. En el tiempo de los Incas consideraban a todas las mujeres “Inti Ñuscas” o las Princesas del Sol.

El acto se desarrolló por primera ocasión en el cerro Santa Elena, en Pinllohurco o páramo sagrado de la parroquia San Bartolomé de Pinllo, a 40 minutos de Ambato (Tungurahua), y forma parte de las actividades del Pawkar Raymi.

Los yachak (sabios) empezaron la ceremonia, que se realizó el último fin de semana. El ritual empezó con el encendido del fuego sagrado por el año nuevo andino.

Luego, las Inti Ñustas se ubicaron alrededor del fuego y se hizo la coronación con flores y el fuego sagrado rociaba sus rostros.

Vicente Chato, coordinador de la celebración, indicó que 40 jóvenes se inscribieron con antelación y que todas recibieron la distinción porque así era la tradición antigua.

El programa se lo hizo en coordinación con la Casa de la Cultura y el Municipio de Ambato. Se busca recoger procesos interculturales y recuperar valores que han ido perdiendo interés e importancia.

Germán Calvache, presidente de la Casa de la Cultura de Tungurahua, dijo que los pueblos milenarios tenían definidas las etapas de la vida.

“Cuando una mujer cumplía los 15 años, comenzaba a entrar en uso de razón y estaban en la posibilidad de ir captando y fortaleciendo cosas del quehacer cotidiano. Pero, ante todo, tienen la voluntad extraordinaria para comunicarse con las energías cósmicas”, explica Calvache como razón para escoger jóvenes de esa edad.