La corona de princesa se la debe ganar

  Actualidad

La corona de princesa se la debe ganar

Eduardo Andrade, Michela Pincay y Doménica Saporiti

Después de negarle a la prensa que no era la nueva presentadora de Combate, Michela Pincay debutó ayer en el reality de RTS, aunque el viernes fue su presentación (arriba). Cuando la consultamos también negó que se sometió a unos retoques estéticos. ¿Le podemos creer? Ayer estuvo en la revista matinal En Contacto (Ecuavisa) despidiéndose y pidió disculpas por todo lo que inventó para que no descubran que era la sucesora de Doménica Saporiti. Ya los periodistas lo sabían, algunas de las actividades con Michela las grabaron en la madrugada para evitar que se filtre la información. El fin de semana estaban previsto los ensayos con su nuevo compañero, Eduardo Andrade (para que caliente motores y en su aparición oficial no salga en frío) pero eso no se dio porque Michela tenía que cumplir con otro compromiso. Además ayer debía participar en una sesión de fotos pero se postergó por la invitación al Canal del Cerro donde laboró 5 años. Michela tiene una gran responsabilidad, animar un programa en vivo durante dos horas no es tarea fácil, y corre el riesgo de que Eduardo se “la coma viva”. Pero lo más complicado son las narraciones de los circuitos. La noche del viernes en Combate la coronaron como la princesa del prime time. Algo apresurado porque ese título debe ganárselo como Doménica Saporiti se ganó el de la reina del prime time. Por cierto, el look de ambas se parecía. ¿Casualidad o algo fríamente calculado? Algo tímida la notamos, tiene que sacudirse.

Carolina Aguirre se casará

La Miss Ecuador 2012, Carolina Aguirre, todavía no lo puede creer. Su novio, Jon Vélez, le pidió matrimonio en su cena de cumpleaños, pues ella celebró un año más de vida el domingo. “Fue la sorpresa de mi vida. Gracias, mi rey. Lo eres todo para mí. Te amo con toda mi alma y estoy feliz de poder compartir mi vida contigo”, le dijo la exsoberana de belleza y ahora jurado de Ecuador tiene talento de Ecuavisa. ¡Felicidades a la pareja!