Una convocatoria de empleo expone la penosa realidad de los quiteños

  Actualidad

Una convocatoria de empleo expone la penosa realidad de los quiteños

Emaseo habilitó 200 plazas de trabajo para ayudantes de recolección y servicios de aseo, por lo que miles de personas se volcaron a los exteriores para dejar su hoja de vida.

Emaseo
La fila de este 15 de julio en los alrededores de Emaseo.API

En Quito, una convocatoria de empleo ha expuesto el escalofriante escenario que hoy enfrentan los ciudadanos... Emaseo (Empresa Pública Metropolitana de Aseo de la capital) habilitó 200 plazas de trabajo para ayudantes de recolección y servicios de aseo, por lo que miles de personas se volcaron a los exteriores para dejar su hoja de vida.

Espera de trabajo

220 vacantes abren la esperanza laboral en Quito

Leer más

El pasado jueves 14 de julio, las filas eran interminables. Este viernes 15, hubo menos gente, pero las mismas ilusiones. ¡Quieren trabajar! Jessica Bombón, de 26 años, llegó a las 12:21. Ocho minutos después salió de la institución tras dejar su currículum. “Son muy atentos. Solo piden los requisitos básicos”, detalló la joven.

Ella perdió su empleo en el paro de octubre de 2019. Vive en Guamaní, en el sur, y su lugar de trabajo (un minimárket) era en el norte. Como no podía llegar, su jefe le pidió la renuncia. Desde entonces vive un suplicio. Ha enviado su carpeta a todos lados (para hacer lo que fuere), pero nada. Solamente le quedó una opción: vender cositas en línea.

“Soy casada y gracias a Dios mi esposo no se quedó sin trabajo, aunque con la pandemia le bajaron el sueldo”, comentó Jessica, quien es bachiller pero ha hecho cursos en contabilidad, de cajera bancaria, etc.

Cree que sí puede tener una posibilidad, pese a que se han presentado muchísimos aspirantes, “dicen que son más de 5.000”. “Dependerá de la suerte de cada persona”.

Metro de Quito

Metro de Quito será operado por expertos de Medellín y Francia

Leer más

Un correo con la gran noticia

Karen Saltos también llegó a las afueras de Emaseo. Ella lleva ocho años desempleada. Sí, ocho. Y en ese lapso se ha estado capacitando, porque no ha podido encontrar nada. Guarda la esperanza de que su buzón de correo le anuncie que ha sido escogida para una de las vacantes que ofrece esta entidad municipal.

Son diferentes las labores que deberán hacer los escogidos. Con 26 años, Jason Lozano ha laborado en empresas de seguridad. Hace tres semanas perdió su empleo y se enteró de esta oportunidad. Y la aprovechó. Luego de los 10 minutos que dura el proceso para dejar la hoja de vida, le dijeron que estuviera muy pendiente de su e-mail.

Cerca de la entrada, con una tarrina de comida en sus manos, Lisbeth Guamán, de 21 años, contó que terminó la primaria. Durante cinco años ha esperado por tener un ‘camello’, pero se le han cerrado las puertas. “Soy empleada, vendedora”, señaló. Ella supo de esta convocatoria por Facebook. Llegó hoy a la institución a las 06:30 y ya había más de mil personas aguardando el tique para poder ingresar.

La tasa de desempleo se ubicó en 3,7% en mayo de 2022, según la última Encuesta Nacional de Empleo, Desempleo y Subempleo (Enemdu).