Trabajar con el contrario

  Actualidad

Trabajar con el contrario

La ruptura de PAIS llega a la relación entre legisladores principales y alternos.

Referencial. 43 asambleístas están con el presidente Lenín Moreno; 23, con Rafael Correa; y 8 son neutrales.

La onda expansiva de la ruptura de PAIS llegó lejos. Dividió la organización en dos facciones, originó un impase por la Presidencia del movimiento que llegó a los tribunales de justicia y hasta exasperó la relación entre algunos asambleístas principales y sus alternos. O por lo menos así lo relatan miembros de estas duplas que claramente caminan por orillas contrarias.

Un caso es el de la legisladora Marcela Aguiñaga y su suplente, Oswaldo Chica. Es público que ella no comulga con muchas de las decisiones del presidente Lenín Moreno; mientras que él lidera la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), ente afín al mandatario. Esta división de criterios ya tiene su primera repercusión. “He escuchado de gente cercana a ella que no me va a principalizar”, indica el dirigente sindical, quien recuerda que dentro del Código de Ética de PAIS, los suplentes tienen una cuota obligatoria del 25 % de participación en las sesiones de la Asamblea Nacional.

Aguiñaga, consultada por este Diario, prefiere no referirse a lo que llama “rumores” sino a hechos. “El señor Chica ha sido principalizado en varias ocasiones, de las cuales no ha asistido a todas las sesiones”. Más allá de eso, el sindicalista deja claro que respeta la posición de su compañera de fórmula y que no es cuota de ella, sino del gremio al que representa.

Como este, existen otros casos de principales y alternos oficialistas cuyas opiniones desentonan frente al principal tema que divide al movimiento: la consulta popular (ver gráfico).

Pero hay casos y casos. La asambleísta Guadalupe Salazar, del ala morenista, asegura tener una relación profesional y de amistad con su alterno Jonathan Parra, quien prefiere la neutralidad en el impase interno entre morenistas y correístas. “Nos llevamos bien. Desconozco su postura. No me la ha manifestado. En los temas que son más complejos, por decirlo de alguna manera, trato, a menos que esté enferma, de no faltar (al pleno)”.

No obstante, Marcelo Espinel, coordinador del Observatorio Legislativo, cree que este ambiente de cordialidad en algunas duplas con pensamientos diferentes no durará mucho. Su sostenimiento dependerá, a criterio suyo, de cómo avance la coyuntura política en torno a la consulta y otro tema que enciende chispas entre los oficialistas: el proceso contra el vicepresidente Jorge Glas por Odebrecht. También, de los caminos que se abran frente a los alternos morenistas para ocupar la curul de sus principales correístas. Para ello, Espinel señala algunas vías: por mandato del movimiento, por orden del Comité de Ética de PAIS o por la cuota del 25 % obligatorio de participación.

Que correístas y morenistas dejen sin cuórum la sesión luego de aprobar, con el apoyo de los primeros, el cambio del orden del día para la comparecencia del secretario general de la Presidencia, Eduardo Mangas, solo evidencia que todavía hay algo que los une. Espinel esperará a ver el papel que jugarán los alternos en esta lucha interna.

El 25 % de participación

Una cuota que no todos los oficialistas cumplen

Pocos legisladores de PAIS han delegado a sus alternos el 25 % de la participación como manda el Código de Ética del movimiento. De acuerdo con cifras del Observatorio Legislativo, de las 45 sesiones plenarias entre el 14 de mayo y el 14 de noviembre del presente año, solo dos cumplen a rajatabla con dicho porcentaje, mientras que otros 11 cumplen con más de lo establecido. Hay 53 que si bien han principalizado a sus suplentes, no llegan al porcentaje. Los restantes 8 no han delegado en ningún momento la curul.

VOCES

Rodrigo Collaguazo, legislador alterno de Viviana Bonilla y afín a Lenín Moreno

Hay un respeto mutuo... En ningún momento le he dicho (a Viviana Bonilla) que actúe de tal manera, ni ella tampoco me ha dicho que actúe de tal manera. Nos respetamos.

Oswaldo Chica, asambleísta alterno de Marcela Aguiñaga

Esperaré el momento oportuno a que ella se dé cuenta de que quien tiene las bases somos nosotros. Ustedes saben que la compañera Marcela caminaba con la CUT y sin ella no caminaba.

html