Actualidad

La construccion de la nueva conexion iniciara en enero

2. Visita. Los directores municipales estuvieron en la zona.

El segundo paso fue dado. Luego de una semana de la reunión que mantuvieron los presidentes de la vía a la costa con el alcalde Jaime Nebot, los directores de los departamentos de Justicia y Vigilancia, Aseo Cantonal, Obras Públicas, Autoridad de Tránsito Municipal, Medio Ambiente, Áreas Verdes y Policía Municipal llegaron ayer a la zona para realizar una inspección de las denuncias que se presentaron en aquella cita.

El recorrido inició a las 14:00 en la gasolinera ubicada frente al Hospital del IESS de Los Ceibos. Desde allí los presidentes de las ciudadelas, acompañados de los jefes municipales, salieron en una furgoneta con dirección a la cooperativa Portete de Tarqui, que está junto al monumento al Bombero y en donde se planea construir una miniterminal de buses.

Luego, recorrieron 10 puntos más en los que se verificó la existencia de lotes baldíos, el daño que provocan las canteras, la existencia de vendedores informales y el deterioro de las áreas verdes. Todo lo inspeccionaron desde el vehículo.

El punto final (y el que más preocupaba a los presidentes) fue la verificación del terreno ubicado junto a la urbanización Puerto Azul, en donde se construirá la conexión entre el carril de servicio y la Perimetral y que servirá como desfogue del tráfico que se genera en la zona, tal como lo anunció EXPRESO el pasado 7 de diciembre.

“La próxima semana se hará la inspección y el presupuesto de esta obra tiene que estar terminado a finales de diciembre. El primer día laborable de enero se empezará a construir, una vez que el alcalde le dé luz verde”, precisó Jorge Rodríguez, vocero municipal.

A la par de ese estudio, el Cabildo también deberá trabajar en la propuesta final de la ordenanza municipal que se anunció para el sector. “Esperamos que en la primera sesión de Concejo del 2018 se pueda discutir la ordenanza que va a facilitar los procesos de control y tiene que ver con el uso de suelo y utilización de la vía pública”, indicó Rodríguez.

En el recorrido estuvieron los representantes de Puerto Seymour, Belo Horizonte, Torres del Salado, Vía al Sol, PortoFino, Costalmar y Valle Alto, quienes lo calificaron como positivo. Sin embargo dijeron que en aquella cita se dieron cuenta de que muchos de los problemas que tienen no podrán ser solucionados por el Municipio.

“El mantenimiento de las áreas verdes de la vía no le corresponde. Y el control de la cantera 10, que es una de las que más nos afectan, no es de su competencia”, explicó Carlos Pástenes, de Vía al Sol.

Guillermo Ayala, quien es el representante de las ciudadelas, mencionó que espera que las acciones no queden en palabras y que todo se cumpla tal y como lo anunció el alcalde Nebot.

Rodríguez también dijo que en esta semana iniciarán las clausuras de los locales que están en la vía y el estudio para la construcción de otras dos futuras vías alternas para el sector.