Consejo pide corregir el informe

  Actualidad

Consejo pide corregir el informe

La Comisión Técnica verificó requisitos de las ternas para la Judicatura. El informe lo debía conocer ayer el pleno del Consejo de Participación Transitorio.

Pleno. El Consejo Transitorio se convocó para las 14:00 de ayer para conocer el informe de la Judicatura.

Nuevo traspié en la designación de autoridades. En esta ocasión el inconveniente se dio en la designación de los vocales del nuevo Consejo de la Judicatura.

El pleno del Consejo de Participación Ciudadana Transitorio debía conocer el informe de 18 páginas elaborado por la Comisión Técnica que verificó los requisitos de los postulantes que conforman cinco ternas.

La sesión extraordinaria número 32, prevista para las 14:00 de ayer, tuvo que ser suspendida debido a que el Consejo resolvió devolver el informe a la Comisión que verificó requisitos e inhabilidades.

¿La razón? Que la Comisión Técnica corrija y aclare la redacción de la metodología y revise los años de experiencia de cada postulante. El Consejo esperará el documento corregido hasta las 12:00 del próximo lunes.

Las ponderaciones y reglas de calificación aplicadas en el proceso evaluatorio, sin duda alguna, desvela la falta de requisitos necesarios para la designación, señaló Ivonne Núñez, jueza de la Corte de Guayas.

Esta es la segunda prórroga que concede el organismo transitorio a Guido Obregón, Guido Quezada, Carlos Sierra y Douglas Torres, integrantes del grupo de labores para entregar su trabajo. En la verificación los comisionados tuvieron que pedir que se complete con la información de los candidatos.

La metodología utilizada en la revisión de requisitos fue la cualitativa. Esta técnica consiste en valorar los atributos de cumplimiento versus el criterio que dispone el mandato.

La Comisión analizó las ternas remitidas por la presidenta de la Corte, Paulina Aguirre, por la Defensoría, la Asamblea, el Ejecutivo y la Fiscalía.

El exfiscal Pablo Encalada considera que las ternas “no estuvieron a la altura de las expectativas, en algunos casos con rezagos de la justicia del correísmo y con gente fiel a Gustavo Jalkh”.

Él recuerda que por eso el Transitorio les dio otra oportunidad para corregir nombres. Pero no todos lo hicieron. Solo el exfiscal Paúl Pérez Reina remitió una nueva. La Defensoría Pública cambió uno de tres nombres igual que la presidenta de la Corte. El Ejecutivo y la Asamblea los mantuvieron.

Los nuevos vocales deberán reemplazar a Marcelo Merlo, Aquiles Rigail, Zobeida Aragundi y Angélica Porras, miembros de la Judicatura y entre otras cosas impulsar la evaluación de jueces de la Corte. Esa atribución le fue retirada al actual Consejo de la Judicatura.

De las cinco ternas la que más importancia reviste es la de la presidenta de la Corte. Quien sea escogido de esa lista deberá presidir el Consejo definitivo por seis años, según el artículo 179 de la Constitución.

En esa nómina se encuentran María Rosa Merchán, Julio Arrieta y María del Carmen Maldonado. Merchán es jueza de la sala Civil de la Corte, Arrieta es el presidente de la Corte de Pichincha y Maldonado es exjueza Constitucional.

El Consejo de la Judicatura es el órgano de gobierno, administración, vigilancia y disciplina de la Función Judicial. Durante la administración de Gustavo Jalkh, (exsecretario privado del expresidente Rafael Correa y postulado por el extitular de la Corte Carlos Ramírez) jueces, abogados y fiscales denunciaron persecución. Algunos como la jueza Ivonne Núñez fueron reintegrados a sus funciones.

Encalada teme que con el próximo Consejo, tal como parece estará conformado, no habrá ningún cambio, ni ninguna evaluación a la Corte.