Actualidad

La condena mancha la gestion correista

Las delaciones, documentos y testimonios fueron parte de los elementos que llevaron a los jueces a determinar las responsabilidades del caso.

Apesadumbrado. El vicepresidente Jorge Glas, el miércoles en la lectura de la sentencia.

La primera sentencia en el caso Odebrecht extiende las sospechas de corrupción hacia toda la gestión correísta. Las dudas rondan no solo los cinco contratos de proyectos emblemáticos, ensalzados por el expresidente Rafael Correa.

En la condena a seis años por asociación ilícita para el vicepresidente sin funciones, Jorge Glas, su tío Ricardo Rivera y otras tres personas, el tribunal fue claro: hubo, además, ocho delitos más y pidió a la Fiscalía investigar.

Glas fue considerado autor del delito por ser el responsable político de los sectores en los que se dieron las contrataciones y la corrupción: hidroeléctricas, obras de infraestructura, entre otros. El tribunal mencionó a Glas como gerente del desaparecido Fondo de Solidaridad, ministro de Sectores Estratégicos y vicepresidente de la República. Es decir, sus 10 años como funcionario público.

Édgar Flores, juez y presidente del tribunal que juzgó al segundo mandatario y a ocho personas, cree que deben abrirse procesos por cohecho, concusión, peculado, enriquecimiento ilícito, lavado de activos, testaferrismo, delincuencia organizada y tráfico de influencias. De esos, al menos, seis son contra la administración pública, no prescriben y se pueden juzgar en ausencia.

Con el nuevo escenario, por el momento, para el vicepresidente el camino se ha puesto cuesta arriba. Su nombre y el de su tío ya figuran en un caso de cohecho. Dos meses antes que el juez lo pida, el fiscal Carlos Baca Mancheno dispuso una investigación previa por ese delito que se sanciona con hasta siete años de cárcel.

Para Glas hay también expedientes abiertos por los casos Caminosca y la negociación del campo petrolero Singue, denunciados por la Comisión Ciudadana Anticorrupción y el dirigente de La Concertación, César Montúfar.

El fiscal ratificó, en Ecuavisa, que algunos casos solicitados por el juez están abiertos y con pedidos para la formulación de cargos.

Las investigaciones, sin embargo, no se quedarán en Glas, Rivera y los otros sentenciados. Las pesquisas se extenderán a actuales funcionarios y exfuncionarios que fueron mencionados durante el juicio por el delator brasileño José Santos, por procesados y testigos.

En el juzgamiento salieron varios nombres. Por ejemplo Képler Verduga, sentenciado a 14 meses de cárcel también por asociación ilícita quien trabajó para Odebrecht con su empresa Equitransa y otras en el trasvase Daule-Vinces y en la Refinería del Pacífico dio tres nombres.

En una parte de su declaración recordó que en un restaurante de Guayaquil encontró a la plana mayor de Senagua: Walter Solís, exministro y exsecretario del Agua; Carlos Bernal, secretario técnico de la Reconstrucción de Manabí y Esmeraldas, y Carlos Villamarín, exfuncionario de Senagua y sentenciado. A Solís llevó un mensaje de Ricardo Vieira de Odebrecht: había una gratificación económica.

Además de ellos apareció la referencia de Cristóbal Punina, secretario de Senagua. También Wladimir Sper, de Vladmau Construcciones para quien el juez pidió una investigación por falsificación ideológica junto con Ramiro Carrillo, también sentenciado. Otros citados en el juicio fueron los exministros Rafael Poveda y Esteban Albornoz.

El pedido

La madre le escribe al Papa

La madre del vicepresidente sin funciones, Norma Espinel Aráuz, le escribió una carta al papa Francisco para que interceda por su hijo Jorge Glas ante el presidente Lenín Moreno para que, escribió, “detenga este abuso (la condena de la Corte de Justicia) y frene la brutal persecusión política de la que es víctima”.

Según ella, su hijo es un ciudadano ejemplar que carga una pesada cruz y “fue hecho prisionero y condenado a través de todas las faltas posibles al debido proceso. Fiscal y jueces han mentido y tengo fe de que la verdad saldrá a la luz”.

Elementos

Delación

El fiscal pedirá la delación de Luis Mameri, de Odebrecht quien dijo que autorizó pagos para el vicepresidente, Jorge Glas, a través de su tío Ricardo Rivera como ‘peaje’ para tener contratos.

En espera

El primer caso Odebrecht abierto en contra del exministro de Electricidad Alecksey Mosquera, que debía sustentarse el dictamen en octubre, está paralizado y sin fecha de audiencia.

Apelación

Los defensores de cinco de los nueve enjuiciados por el caso de asociación ilícita esperan la notificación del fallo para apelar la condena de seis años impuesta por los jueces en el caso Odebrecht.

Suspensión

La suspensión condicional de la pena para Jorge Glas, solicitada por su abogado, Eduardo Franco, la tarde del miércoles, no cabe porque supera los cinco años que establece el Código, dice el fiscal.

Cuestionamientos

Las irregularidades con Petrochina salpican a Glas

Existe un elemento común entre la trama de corrupción de Odebrecht y las irregularidades en las preventas de crudo a empresas chinas: en las dos aparece el nombre de Jorge Glas.

Hoy, a las 10:00, la Contraloría General del Estado leerá el informe del examen especial hecho a dos de los nueve contratos de preventa de petróleo que se firmaron durante el Gobierno de Rafael Correa. En el texto, como publicó EXPRESO el 28 de noviembre, se señala la falta de controles que tuvieron dichos acuerdos. Se menciona al gerente de Comercio Internacional de Petroecuador, en ese tiempo Nielsen Arias, y a otras autoridades.

Lo curioso es que el texto destaca que consultó al vicepresidente sin funciones, Jorge Glas, por las irregularidades. Él formaba parte del directorio de Petroecuador, que firmó los contratos, en representación del presidente Correa.

Glas, ahora sentenciado a seis años de prisión por asociación ilícita, evadió las preguntas de Contraloría y no respondió, por ejemplo, por qué no se conformó una comisión que vigile el cumplimiento de los contratos. Tampoco justificó por qué se hicieron acuerdos verbales para perjudicar al Ecuador en volumen y precio de las ventas anticipadas de petróleo.

El informe, aprobado el 26 de septiembre, cuestiona también a otros funcionarios y exhorta al actual gerente general de la petrolera, Carlos Tejada, a que cumpla con los correctivos.

El contralor subrogante, Pablo Celi, envió el 22 de noviembre, una carta a Tejada para solicitar que se corrijan las irregularidades de los contratos firmados con Petrochina y Unipec. Se dispone, además, que se haga una evaluación de los resultados.

JMF