La concentración en lidiar con la COVID-19 da alas al dengue

  Actualidad

La concentración en lidiar con la COVID-19 da alas al dengue

Sectores populares, entre los principales focos de alerta. Se estima cerca de 17.000 casos en todo el país. Expertos instan a fortalecer la vigilancia

fumigación
Parte de las estrategias del MSP está la fumigación en los exteriores e interiores de los domicilios.Cortesía

Incremento de casos. En Ecuador se registran hasta 300 casos de dengue en una semana. Este rebrote ha llegado a los 16.943 contagios, según el último informe vectorial del Ministerio de Salud, con corte al 31 de agosto.

En los campos se proce (7058618)

Más de 8.000 menores tienen dengue en Ecuador

Leer más

En el estudio, Guayas tiene 7.455 personas contagiadas, siendo la provincia con más casas; pero Wilfrido Torres, responsable de vigilancia de Guayaquil, Durán y Samborondón (Zona 8), indica que solo en estos tres cantones hasta el 12 de septiembre se acumularon 7.119 casos.

La primera ciudad en reportar picos fue Durán a inicios del año, luego Guayaquil en las parroquias Ximena y Febres Cordero, pero después ya se detectó otro foco en el noroeste, en sectores de Bastión, Monte Sinaí y Fortín.

En 2020, hubo en el país 16.570 casos de dengue, 373 enfermos menos que lo anunciado en 2021. Mientras que en 2019, antes de la pandemia, hubo 8.416 contagiados, es decir más de la mitad.

Diario EXPRESO consultó hace cinco días al Ministerio de Salud por qué se da este incremento y qué se está haciendo para evitar más casos, además de las cifras actualizadas, pero hasta la fecha no responde nuestro requerimiento de información.

Luiggi Martini, exdirector del Instituto Izquieta Pérez, señala que la epidemia de dengue se debe a que “no hay un plan de vigilancia, de control y de fumigación ni intra ni extradomiciliario”.

Fumigación de viviendas en varios sectores de Guayaquil.

Municipio de Guayaquil alerta sobre epidemia de dengue en toda la ciudad

Leer más

Por su parte, el exministro de Salud Luis Sarrazin sostiene que la epidemia es el resultado de la desatención a los problemas propios del país.

“Desgraciadamente, el ministerio en lo único que se ha dedicado a pensar es en la COVID-19 y en la vacunación. Se olvidó de toda una serie de enfermedades que son problemas de las zonas, y que debían tener sus acciones periódicas, pero no se han hecho”.

  • PROMEDIO

El canal endémico señala que por semana se registraban de 50 a 70 casos. Ahora, alrededor de 300 personas son detectadas con dengue en el mismo lapso.

Torres se defiende y señala que se han desplegado acciones para la eliminación de mosquitos, aplicación de larvicidas en los domicilios y más.

“La fumigación está indicada cuando tenemos los focos de transmisión como una actividad complementaria a la lucha contra el vector”. Adicionalmente, detalla que 298.641 casas han sido fumigadas y que han entregado insecticidas de larga duración en 16.569 domicilios.

Pero esto no es suficiente, consideran Sarrazin y Martini, pues estiman que a finales de año se evidenciaría otro crecimiento de casos por el inicio de la temporada invernal y por la ausencia de un esquema de control efectivo en cada ciudad.

"Prácticamente todo este año hemos estado reportando casos por encima del canal endémico.

Wilfrido Torres,
responsable de vigilancia de la zona 8

Sin embargo, Torres no se inmuta ante esos pronósticos. “Más bien, empieza el calor en enero, comienza a llover en febrero, ahí esperamos más casos. Este año ha sido un ciclo alto epidémico, probablemente todavía debemos esperar más casos en el próximo año”.

“Ya fracasamos con la COVID-19 en el diagnóstico, y si no tenemos diagnóstico, ¿cómo vamos a prevenir? Porque no hay una institución que lidere. Tenemos 40 direcciones en el ministerio y son un estorbo porque cada quien hace lo suyo y a la hora de hacer algo obstaculizan por la burocracia”, cuestiona Martini