Conaie rechaza acusaciones del presidente sobre financiamiento del narcotráfico a su protesta

  Actualidad

Conaie rechaza acusaciones del presidente sobre financiamiento del narcotráfico a su protesta

El movimiento indígena que impulsó la paralización del país por 18 días dijo que eso atenta y deslegitima la protesta social 

Mesa de diálogo
Acta. El presidente de la Conaie, Leonidas Iza (c), celebra tras la firma de un documento donde consta el acuerdo para detener el paro.EFE

Un día después de los señalamientos del presidente Guillermo Lasso sobre un posible financiamiento del narcotráfico de alrededor de 15 millones para la protesta de junio pasado la Conaie rechazó las expresiones del mandatario. "Desde su inoperancia no entiende las formas organizativas de los pueblos indígenas y el concepto de solidaridad. ¿Qué pretende? Acaso sabotear el proceso de diálogo. Le invitamos a sentarse en la mesa de frente con nosotros", expresó la organización indígena en un comunicado difundido en sus redes sociales.

Según la Conaie, las actitudes 'maliciosas' del presidente "ponen en duda el acta firmada pues demuestra abiertamente el quemeimportismo del Ejecutivo y acentúa la política de confrontación". Se refiere al documento que puso fin a 18 días de paralización y que volverá a sentar al Gobierno y a la Conaie en la mesa de diálogo el próximo miércoles con la mediación de la Conferencia Episcopal.

52201236055_8ae4d3df31_k

Guillermo Lasso: Protestas recibieron dinero del narco

Leer más

El comunicado advierte que la narrativa oficial del narcotráfico y terrorismo se dirige a criminalizar la protesta, pone en riesgo y sabotea desde el mismo Ejecutivo el proceso oficializado el 7 de julio de 2022 para los próximos 90 días.

"Si el paro duró 18 días no fue por un financiamiento externo sino por la inoperancia, el desinterés y la falta de voluntad del Gobierno, los logros alcanzados no son ningún favor", expresa la organización indígena.

Adicionalmente pidió respeto a la memoria de los caídos, entre los que se cuenta a un militar asesinado por supuestos comuneros en Shushufindi, en las manifestaciones violentas que dejaron más de 600 heridos, más de la mitad de los cuales son policías, militares y civiles agredidos por violentos manifestantes colocados en la primera fila de la protesta.

Las sospechas de un posible financiamiento del narcotráfico a la protesta no son recientes así como la probable participación del correísmo en ellas. Desde el Gobierno lo señalaron desde los primeros días de la movilización. Tanto que el coordinador de Pachacutik Marlon Santi llegó a pedir públicamente al expresidente Rafael Correa que aleje a su gente de la protesta. También el propio Leonidas Iza, presidente de la Conaie hizo varios llamados a los asistentes a las marchas que eviten actos de violencia. Por eso, los dos últimos días de protesta los desplazamientos de delegaciones y mujeres por el centro histórico fueron pacíficos y no hubo represión policial.