Actualidad

Tras los comicios quienes se esfuman son los candidatos

El CNE saca los cálculos de los partidos a los que les fue mal en las elecciones. El revés electoral es directamente proporcional al silencio de los aspirantes

DEBATE  CANDIDATOS
Los candidatos presidenciales de 2021 participaron de un debate obligatorio.CORTESIA

Un cuento de nunca acabar. Las elecciones generales de febrero pasado dejaron un saldo en rojo para algunas agrupaciones políticas por la baja votación alcanzada, muchas de las cuales ya vienen arrastrando ‘tarjetas amarillas’ de procesos pasados.

CERTIFICADO DE VOTACION

El certificado provisional de votación se puede tramitar de manera virtual

Leer más

La normativa vigente dispone la eliminación de partidos del Registro de Organizaciones Políticas cuando no obtengan el 4 % de los votos válidos en dos elecciones pluripersonales consecutivas a escala nacional. O, al menos, tres asambleístas; el 8 % de alcaldías del país que corresponde a 18 alcaldes o un concejal en 21 cantones a nivel nacional. La oferta es amplia, pero no todos logran los mínimos.

Hay algunos reincidentes. El partido Avanza propuso para las últimas elecciones a Isidro Romero como candidato a la Presidencia y alcanzó el 1,86 % de votos. En la Asamblea tiene dos curules y en las seccionales de 2019 alcanzó cinco alcaldes. Fuerza EC va por el mismo o peor camino. Carlos Sagnay se ubicó antepenúltimo en las elecciones de febrero pasado con el 0,29 % de votos y no alcanzó ni un solo puesto en la Asamblea Nacional. Tampoco logró alcaldías en 2017.

Situaciones parecidas tienen Sociedad Patriótica; Unión Ecuatoriana; Concertación, que para las últimas elecciones se alió con el Partido Socialista Ecuatoriano (PSE), y Unidad Popular, que en algunos sitios concretó alianzas con Pachakutik, lo que le podría dar un respiro a la hora de hacer los cómputos.

Una fuente del Consejo Nacional Electoral (CNE) le dijo a EXPRESO que los partidos y movimientos con baja votación en 2019 ya fueron notificados, en su momento, y se dio la disposición a las áreas técnicas de empezar a levantar información sobre votos y dignidades electas en 2021 y ver cuáles repiten reveses electorales. Las notificaciones empezarían a llegar en agosto, 90 días después de la entrega de credenciales.

Sorpresivamente, en esta lista de advertidos entrará Alianza PAIS, que alcanzó apenas el 1,5 % con Ximena Peña como candidata a la Presidencia y su otrora mayoritario bloque legislativo en la Asamblea quedó reducido a cero. Para ellos, hay otra oportunidad en las seccionales de 2023.

Salieron de la zona crítica, en cambio, Fuerza Compromiso Social y Centro Democrático, que al aliarse y prestar su nombre al correísmo lograron llegar a la segunda vuelta con Andrés Arauz y tienen el bloque más grande en la Asamblea con 49 representantes.

La ley no se ha podido cumplir ya sea por los vacíos sujetos a interpretación o los recursos presentados por las agrupaciones políticas. Uno de los argumentos es que la normativa habla de la eliminación de partidos políticos y no de movimientos, que ahora son la mayoría.

El especialista electoral Esteban Ron considera que si las autoridades electorales del CNE hacen un cálculo numérico bien sustentado, no hay espacios para los recursos. “No olvidemos que el Código de la Democracia también dice que los movimientos que hayan participado en dos elecciones generales adquieren los mismos derechos y obligaciones de los partidos políticos. No pueden alegar que son movimiento”, dijo Ron.

En 2014, el CNE aplicando esta norma eliminó al Partido Roldosista Ecuatoriano (PRE), Movimiento Popular Democrático y Ruptura de los 25, que pasó a llamarse Construye, luego de que el CNE transitorio le devolviera la personería jurídica.

La hasta ahora casi inexistente aplicación de la norma ha provocado que sean más los partidos y movimientos que aparecen, que aquellos que desaparecen. En 2019 hubo más de 80.000 candidatos inscritos de 280 partidos y movimientos y para 2021 el Registro de Organizaciones Políticas tuvo en lista a 283, de los que 23 son nacionales: 7 partidos políticos y 16 movimientos.

Esto también generó la proliferación de candidatos a la Presidencia de la República, muchos de los cuales volvieron al anonimato una vez que terminó el proceso y los resultados les fueron adversos.

Campaña- cuentas- fiscalización

La revisión de las cuentas de campaña va aún por el 2019

Leer más

Marcelo Espinel, director de proyectos de la Fundación Ciudadanía y Desarrollo, calificó como “alarmante” que los partidos y candidatos no puedan seguir incidiendo en la política pública y pronunciándose sobre las distintas situaciones del país.

Nuestro sistema de partidos es débil y las elecciones se han convertido en un negocio. Si un partido no llega al poder simplemente desaparece y espera que pasen cuatro años y un mesías de turno llegue a liderar el partido para tratar de ganar cuotas de poder”, señaló.

Según Espinel, la solución no solamente está en reformar el Código de la Democracia cada cierto tiempo o eliminar agrupaciones políticas. Dice que se debe propiciar una transformación profunda del sistema de partidos.