El comercio florece en las protestas de Chile hasta con happy brownies

  Actualidad

El comercio florece en las protestas de Chile hasta con happy brownies

Distintos productos se comercializan dentro de las concentraciones masivas de Chile.

Libros, camisetas y otros souvenirs son ofertados durante las protestas.

Desde que iniciaron las protestas en Chile, el pasado 18 de octubre, miles de personas se concentran en las principales avenidas de Santiago, capital que ha sido testigo de duros enfrentamientos entre manifestantes y fuerzas del orden, sobretodo en la Plaza Italia.

El sitio, al margen de los enfrentamientos, empezó a tener un clima festivo después de haber juntado más de un millón de personas este 25 de octubre, provocando una especie de carnaval donde miles de chilenos cantaron y bailaron. Y conforme la crisis social se extiende en el país, muchos de quienes ya no tienen trabajo o vendían productos en otros lugares, no dudaron en aprovechar esta calma y acumulación de masas para ganar algo de dinero con la venta informal de distintos productos.

Banderas, pañuelos para resguardarse del gas lacrimógeno, camisetas con distintas consignas sociales, punteros láser, silbatos o todo tipo de comida, son algunos de los productos que se ofrecen sobre la acera. Además, productos elaborados con marihuana como los llamados ‘Happy brownies’, se han abierto paso el nuevo comercio ambulante de esta primavera social chilena.

En un país donde consumir alcohol en la calle está prohibido, la cerveza durante las marchas también se ha convertido en un gesto de rebeldía y las latas se venden y se beben a lo largo de las concentraciones, junto a botellas de agua o tragos más elaborados como mojitos.

Los vendedores informales cuentan con la colaboración de las redes sociales para enterarse de donde se reúne más gente y cuando concurrirán allí, para poder acercarse.

El comercio callejero florece en cada marcha en Chile, donde este viernes se cumplen 6 semanas desde que iniciaron las protestas con motivo a la inconformidad por el alza del pasaje de metro, y que han mutado en busca de profundas reformas sociales para el país.