Actualidad

El Codigo de Salud se abre paso en medio de las criticas

En esta semana se aprueba el informe para segundo debate. Las diferencias aún se mantienen en temas sensibles. Aún se registran protestas en contra.

La Comisión de Derechos de la Salud ha hecho un largo proceso de debate con la presencia de varios actores del ámbito de la salud y de los sectores sociales.

Tras seis años de debate en la Asamblea, el Código Orgánico de la Salud (COS) empieza a ver la luz.

En esta semana el Pleno de la Comisión Legislativa de Salud tiene previsto aprobar el informe para segundo y definitivo debate, una vez que la semana pasada concluyó la discusión de los tres libros que integran el proyecto.

La propuesta de Código concentra los aportes, entre otros, de los actores vinculados con la salud (Federación Médica; Federación de Enfermeras, Colegios de Médicos, Ministerio de Salud); y las organizaciones de la sociedad civil: pro vida, pro familia, foro de mujeres y grupos pro aborto.

El debate no ha estado alejado de la controversia por temas considerados sensibles. A pesar del tiempo transcurrido aún no hay acuerdos entre los actores ni en los asambleístas. En un sector de la Legislatura se defiende el contenido de lo aprobado; mientras que en otro se asegura que no hay cambios y que se atenta contra la vida y la familia.

A ellos se suman los sectores pro vida y pro familia que consideran que el proyecto es ambiguo y tiene muchas generalidades, promueve el aborto, la promiscuidad en adolescentes y olvida a la familia. Grupos feministas pro aborto aseguran que sus propuestas no han sido tomadas en cuenta y que se ha dejado de lado los derechos de la mujer.

El presidente de la Comisión de Salud, William Garzón, rechaza las críticas al proyecto y las manifestaciones en su contra. A sus ojos existe una falta de información de los diferentes actores que están involucrados en el tema, e invitó a los padres de familia, a la sociedad en general a que lean el proyecto para que vean que no es cierto lo que se está diciendo.

“En ningún momento el Código Orgánico de la Salud promueve el cambio de sexo ni promueve el aborto. Es todo lo contrario: defiende la vida sobre todas las cosas. Se establece el uso terapéutico del cannabis y se indica que siete sean las instituciones encargadas de aprobar una serie de requisitos para que se otorgue la licencia para el uso de este producto”, sentencia Garzón.

El asambleísta y miembro de la Comisión, Jorge Yunda, cuestiona el contenido del proyecto que se está aprobando. Por ello él se abstuvo de votar. El legislador cree que se buscó cambiar el Sistema Nacional de Salud, por considerar que el existente no ha funcionado. Él cree que ello ocurre porque la responsabilidad, la infraestructura y la política de salud está centrada en una sola institución: el Ministerio de Salud.

“Creo que la Ley va a tener los mismos visos de siempre. Esto es un sistema de salud centralizado y un estado de salud curativo. No veo que el sistema sea preventivo, que es una de las razones esenciales de la salud”, aseguró.

Para el representante del Frente Nacional por la Familia, Pablo Moysan, el proyecto mantiene puntos esenciales que atentan tanto la vida y la familia. Asegura que la normativa es ambigua y muy general, por lo que deja la puerta abierta a la interpretación.

“El código pone en riesgo la vida desde la concepción. Deja de lado a los padres en las decisiones que deben tomar los hijos, en cuanto a temas como el cambio de sexo, el uso de anticonceptivos. Se están vulnerando los derechos de los padres de familia”, asegura.

El debate y formación del proyecto

La Comisión de Derechos de la Salud ha hecho un largo proceso de debate con la presencia de varios actores del ámbito de la salud y de los sectores sociales. Se ha discutido y reformado lo relacionado al vientre sustituto; la venta, siembra y consumo del cannabis; el testamento vital; el cambio de sexo; la objeción de conciencia; el aborto terapéutico y el procedimiento sancionatorio a los profesionales de la salud. Uno de los insumos para el debate fue el proyecto presentado por el Ministerio de Salud.

Temas

Cannabis

Siete entes lo controlarán

Su uso será terapéutico, y estará bajo el control de siete instituciones que presentarán un informe para que la Autoridad Sanitaria otorgue la licencia. La única semilla que se pueda sembrar para fines terapéuticos es la que tenga menos del 1 % del THC, que es lo que genera la adicción o la sensación de alucinación.

Medicación

Entrega de anticonceptivo

Se propone la entrega de métodos anticonceptivos a las personas que lo necesiten, previo a una información que la Autoridad Sanitaria Nacional tenga que darle a la ciudadanía sobre el uso de este medicamento, para que esta no sea entregada de forma discriminada sino informada.

Aborto

Emergencia obstétrica

La propuesta es que el aborto debe ser considerado una emergencia obstétrica y debe ser atendida en cualquier parte, bajo cualquier circunstancia. No es obligación del médico, cuando llegue la paciente con un aborto en curso, investigar la causa para después denunciar.

Sexualidad

Establecer el cambio de sexo

Se prohíbe la realización de procedimientos de definición de sexo en casos de personas con sexo ambiguo hasta que la persona alcance la fase biológica de la pubertad o definir su identidad de género, excepto los casos en riesgo eminente de la salud o la vida.