Actualidad

El Código de Ética prohíbe a funcionarios aceptar regalos de más de  200 dólares

El Código de Ética delinea el comportamiento de funcionarios del Ejecutivo. Se levantará un acta de cada cita del presidente con personas naturales y jurídicas

GUILLERMO LASSO
El presidente Lasso firmó varios decretos, entre ellos uno que creó el Código de Ética para la Función Ejecutiva.ANGELO CHAMBA / EXPRESO

Guerra avisada. Las Normas de Comportamiento Ético Gubernamental o Código de Ética delinean el marco de acción de los funcionarios públicos en este nuevo Gobierno. El presidente Guillermo Lasso firmó, el pasado 24 de mayo, el decreto ejecutivo con el que se creó estas normas que son mandatorias para el presidente, pasando por el vicepresidente, los ministros, hasta el último funcionario de la Función Ejecutiva con posición de favorecer o perjudicar directamente los derechos de cualquier ciudadano.

LASSO

Guillermo Lasso marcó una cancha con poca luz sobre el futuro

Leer más

El documento, que contiene 28 artículos y una disposición final, empieza regulando la contratación y participación de familiares de autoridades y sus conflictos de intereses. Empieza prohibiendo el nepotismo al vetar la contratación o designación de familiares hasta el cuarto grado de consanguinidad y segundo de afinidad del presidente, vicepresidente, ministros, viceministros, secretarios, subsecretarios, gerentes y directores de empresas públicas, excepto a aquellos que hubieran sido contratados previo a la designación del funcionario del nivel jerárquico superior.

El artículo 5 del recién creado Código reza que el o la cónyuge del presidente y vicepresidente de la República no recibirán sueldo, remuneración o compensación a cualquier título.

Será la Secretaría General de la Administración Pública y Gabinete la llamada a vigilar el cumplimiento de la norma, empezando por receptar las declaraciones de funcionarios en las que certifiquen    si se encuentran o no en una posición de conflicto de interés frente a la entidad donde vayan a prestar sus servicios.

Sobre los viajes, la nueva norma establece que los aviones presidenciales serán utilizados única y exclusivamente para asuntos de carácter oficial. “Se deberá difundir el listado de las personas que viajaron en el avión presidencial, así como una descripción del equipaje o carga correspondiente a cada pasajero, la ruta seguida, el destino y su propósito hasta 48 horas después de la culminación del viaje”.

Las normas también impiden que los funcionarios acepten regalos cuyo valor sea superior a los 200 dólares. El obsequio deberá ser rechazado de manera respetuosa, pero si no fuera posible por normas y costumbres internacionales, se solicitará que sea enviado directamente al Estado para beneficio de todos los ciudadanos.

El presidente, vicepresidente y los ministros de Estado están obligados a brindar una rueda de prensa al menos cada tres meses para informar el avance de su gestión, sus actividades y para responder a dudas de los periodistas sobre los temas expuestos.

Cualquier reunión de personas naturales o jurídicas con el presidente, vicepresidente y ministros deberás ser solicitada por escrito y se levantará un acta con detalles de la reunión incluyendo conclusiones.

Con este documento, el presidente Lasso intenta frenar manejos irregulares en la Función Ejecutiva.