Claro de luna, un programa musical para bebes

  Actualidad

Claro de luna, un programa musical para bebes

Así nació Claro de luna, academia que se enfoca en este aprendizaje musical para los más pequeños y en el que niños y padres se pueden relacionar a través de los juegos musicales y el sentido auditivo.

Taller. La argentina Camila Avella dicta el curso en Urdesa y Samborondón.

Los niños suelen empezar a aprender sobre música entre los tres y los cinco años.

Camila Avella considera que el momento correcto es apenas nacen. La educadora argentina, especializada en la teoría Music Learning del estadounidense Edwin Gordon, trajo al Puerto Principal este concepto, el primero de su tipo.

“Entre los 0 a los 18 meses, los seres humanos nacen con unas neuronas destinadas al sentido. Si no reciben el estímulo necesario, se pierden”.

Así nació Claro de luna, academia que se enfoca en este aprendizaje musical para los más pequeños y en el que niños y padres se pueden relacionar a través de los juegos musicales y el sentido auditivo.

Los cursos se dictan un día a la semana, por 45 minutos, en Urdesa y Samborondón y pueden participar recién nacidos y niños de hasta tres años.

Los resultados, comenta la profesional, son varios.

“Trabajamos en el tema vincular entre el bebé y sus papás y les enseñamos a transmitir este conocimiento en casa. Esto termina estimulando la inteligencia emocional y las funciones motoras del pequeño”.

Avella ha desarrollado estos talleres en su país natal y en Barcelona, España, donde cursó sus estudios.

Las clases inician esta semana. Los interesados pueden comunicarse al correo musicaclarodeluna@gmail.com y revisar las páginas de la escuela en Instagram y Facebook.