El cierre sorprendio a viajeros

  Actualidad

El cierre sorprendio a viajeros

Hubo pasajeros que se quedaron con boleto en mano. Unos pospusieron el vuelo; otros, pidieron el reembolso. Las obras culminaron en el tiempo previsto.

Un grupo de pasajeros extranjeros debió esperar hasta las 15:00, hora en que se reanudaron las operaciones en el aeropuerto José Joaquín de Olmedo.

El cierre por seis horas del aeropuerto José Joaquín de Olmedo, debido a trabajos de bacheo en la pista, sorprendió ayer a decenas de pasajeros, quienes luego de las 09:00 tenían planificado viajar dentro o fuera del país.

Mientras obreros y maquinaria cumplían con el mantenimiento de la carpeta asfáltica de la vía para las aeronaves, usuarios dijeron a EXPRESO que desconocían sobre la suspensión de actividades hasta las 15:00, pese a que la mayoría de aerolíneas afirmó haber tenido “una comunicación directa” con sus viajeros.

A las 08:30 despegó el último avión, previo al inicio de las labores. Se trataba del vuelo EQ304 con destino a Quito.

Tras la salida de la nave fueron cancelados 10 vuelos y reprogramados otros 20, entre domésticos e internacionales.

Uno de los pasajeros que se embarcó en la aeronave fue Gustavo Taiano. “Por poco y me quedo en tierra, lo que implicaba postergar mis actividades”, comentó.

El empresario Nelson Jaramillo se asombró por la ausencia de pasajeros en el área de chequeo. Pero su sorpresa fue mayor cuando le informaron que no había disponibilidad en la aeronave que lo iba a trasladar a Quito, sin tomar en cuenta que el martes había comprado el boleto por Internet.

“Perdí tres reuniones de trabajo. Ningún funcionario de la aerolínea me da una solución, solo dicen que están suspendidos los vuelos. Es una irresponsabilidad”, manifestó Jaramillo, quien a través de llamadas telefónicas buscaba la manera de superar el inconveniente.

Como en otras ocasiones, María Valencia confiaba en obtener un cupo para trasladarse a Quito, donde tenía programada una consulta médica luego de las 13:00. Pero no le quedó otra alternativa que suspender la cita porque la empresa aérea le había informado que recién luego de las 17:00 habría disponibilidad de asientos.

Los esposos Jesús Quizpe y Nube Cárdenas tenían previsto llegar a Nueva York después de las 15:00 de ayer. Pero luego de un viaje de siete horas desde su natal Gualaceo (Azuay), personal de la aerolínea le informó que su vuelo, programado para las 08:45, se había adelantado 20 minutos, por el cierre temporal del aeropuerto.

“No nos comunicaron del cierre provisional. Ahora como consuelo nos indican que viajaremos mañana (hoy) sin recargo alguno, como si la culpa fuera nuestra”, enfatizó Cárdenas, a quien también acompañaba su madre Diocelina.

Retornar a Gualaceo no era lo adecuado para los tres compatriotas. Decidieron buscar un lugar donde pernoctar y poder comunicarse con los familiares que los esperaban en el aeropuerto John F. Kennedy.

En su cuenta de Twitter, la Dirección General de Aviación Civil (DGAC) confirmó a las 15:00 la reanudación de las operaciones en el aeropuerto.

Parte de los trabajos consistió en el mantenimiento de la carpeta asfáltica de los 2.850 metros de la pista y de las áreas de expansión, afectadas por el reciente invierno.