Cibulkova, de novata a gran Maestra

  Actualidad

Cibulkova, de novata a gran Maestra

Cibulkova, quien llegó al Masters como una de las tres novatas este año, junto con la checa Karolina Pliskova y la estadounidense Madison Keys, terminó sucediendo a la polaca Agnieszka Radwanska y convirtiéndose en la primera eslovaca en ganar el torne

Histórico. Dominika es la primera tenista eslovaca en alzar la copa de Maestra.

Sorpresivo. Con esa palabra se puede resumir lo sucedido ayer en la Copa Masters Femenina de Singapur, último torneo de la temporada, luego de que la tenista eslovaca Dominika Cibulkova (# 8 del mundo) se quedara con el título de campeona tras vencer a la alemana y número uno del mundo Angelique Kerber, por 6-3 y 6-4, tras una hora y 16 minutos de juego.

Cibulkova, quien llegó al Masters como una de las tres novatas este año, junto con la checa Karolina Pliskova y la estadounidense Madison Keys, terminó sucediendo a la polaca Agnieszka Radwanska y convirtiéndose en la primera eslovaca en ganar el torneo.

Campeona esta temporada en Katowice, Eastbourne y Linz, además de ser finalista en Acapulco, Madrid y Wuham, con su victoria en el Masters la checa finalizará la temporada en el quinto puesto.

Cibulkova, que era apenas la tercera tenista eslovaca en un Masters después de Karina Habsudova (1996) y Daniela Hantuhova (2002 y 2007), es desde ayer destacada como histórica por poner a su pequeño país en el mapa del tenis. “Es el momento más grande de mi carrera y es difícil describirlo con palabras. Pero doy gracias a Kerber porque ha sido una inspiración para mí”, dijo pletórica.