Christian Maquilon crea sus propios personajes

  Actualidad

Christian Maquilon crea sus propios personajes

Luego de Calle amores, el actor empezará con las grabaciones de su nueva producción en TC.

Christian luce una imagen renovada.

Para Christian Maquilón se terminó la etapa de Calle amores. Diez meses de grabación y 191 capítulos. Pepe era el personaje que interpretó y con Dora West compartió los roles estelares. A partir de enero del 2020, el actor de 35 años será parte de la nueva producción que ‘cocina’ este canal. Ahora se encuentra de vacaciones.

Su personaje hablaba medio raro. ¿Exigencias del guion?

Mis personajes los creo yo, me dan esa libertad. Trato de que no sean iguales, les cambio la voz, los peino y los visto. Gracias a Dios me ha dado resultado. Por ello, hablaba medio raro. Me inspiré en un cantante de vallenato Poncho Zuleta. Me sale natural (risas).

Usted es actor, pero Dora no es experta en este arte.

Hicimos un lindo equipo de trabajo. Dora West es una profesional a carta cabal, siempre dijo que lo suyo era presentar programas, este era su regreso a la actuación. Ella estuvo en Kandela. Siempre tratábamos de ayudarnos porque la idea era que la gente vea a una pareja de 15 años de casados. Es complicado que exista esa química y que a la gente le guste. Pero se logra con trabajo.

Estuvo en Tres familias de Ecuavisa. ¿Cómo sintió ser la competencia de esa producción?

Estuve en tres temporadas. Me daba risa cuando me veía en dos series (Tres familias y Maleteados) al principio de mi cambio de Ecuavisa a TC. Cuando intervine en Calle amores, ya no aparecía en la otra cadena. Surgen emociones encontradas porque quedan amigos, pero así es esto.

En Calle amores se vio un cambio físico en usted porque antes su contextura era más gruesa.

Antes parecía más galón que galán (risas). Estaba pasado de peso, la ropa no me quedaba y no me sentía bien. Gracias a Dios, cuando dejo de comer harina y azúcar bajo de peso de inmediato. Soy buen diente. Ahora hago ejercicio, tomo proteínas y como sano. Además me ayudo con tratamientos estéticos, tanto en el cabello como en el rostro, para verme mejor. Vendemos imagen. El 14 de diciembre cumpliré 36. Si me descuido, contratan a dos de 18 (risas).

¿Ya está preparando el nuevo personaje?

Los protagonistas serán otros actores. Ahí estarán Claudia Camposano, Carolina Jaume, Ney Calderón y Katty García. Son tres hermanas, por ahí se desarrolla la historia. No tengo muy claro lo de mi personaje. Aunque no se sabe si es o no gay, es medio dudoso (risas). No me molestan esos papeles, ya los he hecho en teatro. Este año estuve con la Michi y Melo. Antes caractericé a la Titi en la obra Macho que se respeta.

A veces a los galanes no les agrada dejar de serlos para hacer papeles secundarios.

Es algo que no me importa. No soy el prototipo de galán, el de 1,90 metros, el del cuerpazo; tal vez soy uno a la ecuatoriana, a la criolla. No me importa hacer otros roles. La próxima semana empezaré ensayos y talleres con Andrés Garzón.

¿Cómo se ‘saca’ de encima al personaje anterior?

No tengo esos problemas, se lo maneja con técnica. Me saco el chip. No me llevo el personaje a la casa ni después que finaliza la historia. Ya me corté el cabello para refrescar la imagen.

Usted se involucró en los negocios, tuvo un restaurante. ¿Existen planes de montar otro?

Eso ya no. Mi esposa, Pierina, tiene un negocio de maquillaje, solo por redes sociales. Organiza ferias. Yo la acompaño, es un ingreso adicional. Todo ayuda.

¿Cómo está la salud de ella?

Después del cáncer de tiroides, subió de peso por el tratamiento al que se sometió. Entonces se hizo la manga gástrica. Se está cuidando, practica ejercicios y come saludable.

¿Vendrán los hijos?

Prefiere esperar, no quiere ser madre por el momento. La apoyo, no estamos apurados. Por la enfermedad, el tratamiento fue intenso. La entiendo y no la voy a presionar.

No todos los hombres son así...

No quiero que se estrese. Todo se dará cuando se tenga que dar, que todo fluya. Hay que agradecer por estar con vida y salud. No podemos lamentarnos, hay que seguir adelante. La amo y la entiendo.

¿Siempre supo que quería ser actor?

Desde niño siempre actuaba en el jardín. A veces era travieso como cualquiera a esa edad. Al lado de mi casa vivía mi abuela (Maruja) y cuando mi mamá (Emma) me quería pegar, yo gritaba y hacía el show para que no me den duro. Me tiraba al suelo. Mi abuela me defendía. A los ocho años debuté en el primer grupo de teatro del Espíritu Santo. Fui a un intercolegial. La persona que me dio la oportunidad para hacer teatro fue Ney Calderón en Dos mujeres y una pizza y en TV fue en Vivos.

¿El teatro sigue entre sus planes?

Seguiré en teatro con una nueva temporada de La Michi y Melo, a partir del próximo año. Alguien me dijo que solo servía para TV y no para teatro, pero se equivocó.

Con la productora Rompekbezas de Catrina Tala hemos hecho la serie web La tía más amada. Ya se grabó. Son situaciones de una familia típica de clase media.