China intranquiliza a Estados Unidos

  Actualidad

China intranquiliza a Estados Unidos

Wall Street cerró ayer con fuertes pérdidas y el Dow Jones de Industriales, su principal indicador, cayó un 0,78 % arrastrado por las dudas sobre la economía mundial tras un mal dato en China y la debilidad del dólar.

Bursátil. La bolsa estadounidense así como China influyen en el mundo.

Wall Street cerró ayer con fuertes pérdidas y el Dow Jones de Industriales, su principal indicador, cayó un 0,78 % arrastrado por las dudas sobre la economía mundial tras un mal dato en China y la debilidad del dólar.

Ese índice, que llegó a perder 200 puntos en el arranque de la sesión, cayó al final 140,25 puntos; el selectivo S&P 500 bajó un 0,87 % Nasdaq perdió un 1,13 %.

Los operadores en Nueva York apostaron por las ventas de forma decidida arrastrados por la fortaleza del euro y el yen frente al dólar, y tras instalarse en los mercados nuevos temores sobre la economía mundial luego de un mal dato del sector manufacturero chino.

La moneda común europea se apreció frente al billete verde hasta niveles que no se veían desde agosto pasado, mientras que el yen japonés llegó a cotizar frente al dólar en niveles que no se recuerdan desde octubre de 2014.

La atención de los inversores también estuvo puesta en el gigante tecnológico Apple, que logró frenar su peor racha bajista de ocho días consecutivos, algo que no sucedía desde 1998, y terminó ayer con un ascenso del 1,64 %.

Todos los sectores en Wall Street cerraron con pérdidas, entre los que destacaron el de materias primas (-3,04 %), el energético (-2,56 %), el financiero (-1,72 %), el tecnológico (-0,99 %) o el industrial (-0,92 %).

Los rendimientos de los bonos del Tesoro estadounidense cayeron a mínimos de casi dos semanas, por un aumento de la demanda de activos considerados como refugio, luego de conocer datos de China y una sorpresiva baja de la tasa de interés en Australia.

La actividad en las fábricas chinas se contrajo por décimo cuarto mes consecutivo en abril, ante el estancamiento de la demanda, según un sondeo privado, lo que generó dudas sobre si la segunda economía del mundo realmente se está recuperando. EFE/REUTERS