Actualidad

Chile: final de un ciclo

La segunda vuelta de las elecciones presidenciales chilenas que se realizó ayer tiene múltiples significados que tienen repercusiones sobre la vigencia de las democracias representativas de la región y de los países occidentales. Hace tiempo que Chile dejó de ser un actor local, casi provinciano, cuyas decisiones políticas no irían más allá de sus fronteras. Lo que pase en Chile es un indicador para el presente y el futuro de las democracias liberales. En ese sentido llama la atención la poca importancia que en el país se ha dado a este proceso.

Después de la agitación producida por los resultados de la primera vuelta, que agitaron los fantasmas de las radicalizaciones tanto de derecha como de izquierda, las posiciones de los candidatos Sebastián Piñera de la calificada centroderecha Chile Vamos, y Alejandro Guillier de la oficialista Nueva Mayoría, han terminado por situarse en el centro del abanico político. Piñera se siente más cómodo en el espíritu de la democracia cristiana chilena y Guillier con el estilo de los radicales que no tienen nada que ver con los mesianismos de los izquierdistas del Frente Amplio.

Ese movimiento hacia el centro tiene varias lecturas. Una optimista, como la de Carlos Peña, que en su columna de diario El Mercurio señalaba que la convergencia de ambos candidatos responde a los intereses de los nuevos grupos medios constituidos en estas últimas tres décadas y que no quieren aventuras populistas ni utopías igualitarias. Otra pesimista, como la de Ernesto Ottone en La Tercera, para quien esta convergencia en el centro marca el final del ciclo de la centroizquierda clásica, la que asumió el poder después de la dictadura y que mantuvo el modelo económico social. La nueva izquierda, la del Frente Amplio, respondería a un nuevo sujeto político cuyas demandas ya no están procesadas por el sistema.

Si algo logró el modelo político económico vigente fue la estabilidad y el crecimiento. Escoger entre Piñera y Guillier perdió dramatismo. El problema son las futuras demandas que el sistema sea incapaz de procesar.

colaboradores@granasa.com.ec