Actualidad

Un certamen de belleza cerro los juegos ancestrales en Santa Elena

Con la elección de María Fernanda Palacios Davas, de 16 años, como reina de los Juegos Ancestrales del Ecuador, se cerró el evento. La bella joven de piel canela llegó a Santa Elena en representación de la Amazonia ecuatoriana; desde su arribo llamó la

Amazónicos. Los Kichwas despidieron el evento deportivo en la Costa ecuatoriana, para retornar al Oriente.

Con la elección de María Fernanda Palacios Davas, de 16 años, como reina de los Juegos Ancestrales del Ecuador, se cerró el evento. La bella joven de piel canela llegó a Santa Elena en representación de la Amazonia ecuatoriana; desde su arribo llamó la atención por su singular y exótica belleza.

La idea de venir a la Península se la transmitió hace un mes su amiga Sandra Chango, quien es coordinadora de acción social de los pueblos indígenas en el Oriente de nuestro país; conocer la Costa fue lo que le motivó a venir, pero antes tuvo que pedirle consentimiento a sus padres, que son los líderes de su comuna.

En la elección, la beldad lució los atuendos originarios de su pueblo y danzó con su lanza en mano, demostrando a los presentes las raíces de su cultura. “Nuestra reverencia al Sol, la Tierra y la naturaleza”, dijo en un grito mientras se escuchaban los sonidos de tambores.

Los juegos ancestrales del Ecuador culminaron el domingo con la premiación a los ganadores, pero a diferencia de otras competiciones en esta oportunidad todas las nacionalidades y pueblos participantes quedaron felices. (F) JL