Actualidad

Cemein vs. Cenamed

Como ministro de Salud, durante las 15 horas diarias que le dediqué al portafolio, conocí la existencia del Cemein -Centro Estatal de Medicamentos e Insumos, encargado de la compra de dichos elementos, su almacenamiento y distribución hacia las unidades de salud del ministerio, y mediante una auditoría comprobé que era un antro donde los negociados, coimas, comisiones y tráfico de influencias estaban a la orden del día. Allí se dieron hechos como la compra de 700.000 frascos de penicilina benzatínica de 2’400.000 U. I., de los que se utilizaron 200.000 y se perdieron los 500.000 restantes; la adquisición de 50.000 vendas de yeso que almacenadas en lugares húmedos y a la sombra, permitieron que el yeso se fragüe y se conviertan en sendas piedras blancas inservibles. Ante esta espantosa realidad, procedí a cerrar dicho centro y a plantear juicios para algunos responsables.

Con estupefacción veo que 35 años después el MSP dirigido por una titular que ignora la historia de la salud del Ecuador, permite la promulgación por parte de un subrogante del Acuerdo 0283-2018, mediante el cual se crea el Cenamed -Centro Nacional de Abastecimiento de Medicamentos y Dispositivos Médicos Esenciales, como dependencia de dicho ministerio.

Esta creación da origen a una entidad con aumento de la burocracia y del gasto, con una serie de funciones que la evidencian como un ente inconstitucional, al invadir dictatorialmente territorios fuera de su jurisdicción. Y para dirigirla se nomina a un comité estratégico constituido por 7 funcionarios del MSP, cuando su pretendido campo de acción incluye a entidades libres y ajenas al ámbito oficial que deberían ser parte de su cuerpo de gobierno.

El “raterococus verdi alianzae”, bacteria que contaminó a muchos funcionarios públicos y que originó una epidemia esquilmadora de la patria por espacio de 10 años no se ha extinguido y el Cenamed será un nuevo centro de latrocinio y negociados que liquidará los pocos recursos que nos quedan. Señor presidente: ¡sírvase dar de baja a este proyecto inconstitucional y de marras!

Y sigo andando...