Actualidad

Una celebracion en la calle y a ‘Pura Risa’

La calle se convirtió en un improvisado circo, en un evento festivo con extravagantes personajes que durante 60 minutos no pararon de saltar, de reír y bailar.

Gozo. Los voluntarios interactuaron con los guayaquileños. Los sacaron a bailar y les robaron una sonrisa.

La calle se convirtió en un improvisado circo, en un evento festivo con extravagantes personajes que durante 60 minutos no pararon de saltar, de reír y bailar.

Todos ellos, un total de 24, llevaban narices rojas. Mandiles de colores y frutas, medias un tanto extrañas, pero divertidas, zapatos largos y con apliques, sombreros enormes y hasta gigantes gafas de sol.

Eran las 16:00 del miércoles y en un tramo de la avenida 9 de Octubre, a la altura del Parque Centenario, los miembros de la organización civil ‘Pura Risa, payasos de hospital’, hacían de las suyas. Ellos celebraban su primer aniversario como agrupación y habían decidido salir al ‘mundo’ para contar lo que hacen y hablar de esas actividades que semana a semana desarrollan con el fin de mejorar el día y la salud mental de pacientes y familiares en algunos hospitales de la ciudad.

Zonny Paruta, venezolano que llegó al país hace más de dos años, es médico del hospital Luis Vernaza y el creador de la entidad. En un mundo paralelo es el ‘Doctor morfino’. Un médico loco que vive preguntando incoherencias y es especialista en burbujoterapia y electrocución cerebral.

“Hoy en estas calles voy a abrazar a mis amigos. Voy a pisar el asfalto pensando que es la luna y me treparé a los árboles con la idea de que es una nave espacial”, precisó.

Ese tipo de fantasía, que compartieron esa tarde con los vendedores y transeúntes, es la que utiliza al visitar las diferentes casas de salud.

El Hogar Corazón de Jesús, el Hospital de Niños Roberto Gilbert y el ente en el que trabaja son, al momento, su campo de acción. Los espacios a los que lleva cada sábado su energía y desdramatiza, junto a sus compañeros, el ambiente clínico a punta de juegos e improvisación.

“Nuestra función como clown radica en ser una especie de canalizador de energías positivas. Al llegar a esos centros nosotros también nos transformamos en niños. Convertimos, por ejemplo, a los sueros en peceras y damos compañía a quien más lo necesita”, explicó la también voluntaria Lucy Carrera, más conocida como ‘Doctora Alegría Intensiva’.

Ella, quien al tiempo que respondía, invitaba a bailar, en pleno centro de la ciudad, a una madre de familia que intentaba comprar unos zapatos, es corredora de bienes raíces. Integra la asociación desde que se fundó y ama “literalmente” lo que hace. “Con mis ocurrencias, un tanto descabelladas”, dijo, “intento aminorar, al menos por unas horas, la preocupación por la existencia de una enfermedad”.

A la fecha, ‘Pura Risa’, que nació con el fin de mantener viva esa labor que Zonny ejerció por siete años en su país natal, está integrado por 40 personas. En su mayoría por profesionales como Lucy, o por estudiantes de odontología o diseño de modas, como Samantha Zavala, alias ‘Morocha’.

A futuro, la organización planea seguir creciendo. Busca incrementar su voluntariado e ir más allá de los tres sitios habituales en los que, por religión, se citan.

La actividad culminó pasadas las 17:00 en medio de aplausos y risas. Ocho cuadras recorrieron. En una de ellas, en la intersección con la calle Chile, todos se detuvieron a hacer piruetas. Los abrazos y los selfies no pudieron faltar, mientras el público se contagiaba de su pura risa.