Actualidad

La catanga y la tunda, huellas de los abuelos

Un instrumento y una mitología que rememoran la lucha por la libertad del pueblo negro. Un historiador relata su origen

Foto de Sistema Grana (12061049)
El educador, artista e investigador afroecuatoriano Ibsen Hernández Valencia da una charla magistral sobre el origen del negro en Ecuador. Uno de los aportes es la catanga y la tunda.Vanessa López Para Expreso

En algunos ríos en cuyas orillas se asientan comunidades afroecuatorianas, en la provincia de Esmeraldas, aún se usa la catanga. Se trata de un instrumento de forma cilíndrica a base de caña guadúa, reforzada con ramas de bejuco, con púas hacia dentro, con la parte inferior cubierta y la superior con tapa y que desde hace siglos los pobladores construyen y utilizan para atrapar peces y camarones. Los comuneros ubican en el interior de la catanga pequeñas carnadas. Atraídos por ellas, peces como el barbudo, la mojarra y el sábalo entran en el utensilio de madera y quedan atrapados. Serán cena del día.

Muestra. Sonia España participó de una exposición sobre las costumbres del pueblo afro, cómo le cantan a los muertos. El acto se realizó en el lobby del MAAC el pasado jueves.

Afros y cholos en Guayaquil no pierden el nexo con sus muertos

Leer más

(También puede leer: Bomba y marimba con las nuevas generaciones)

Pero más que un utensilio y artesanía, la catanga, su forma y hasta su nombre, revive el origen de los primeros negros que llegaron a lo que ahora es Ecuador. Así lo explica el historiador de la cultura afro, escritor e investigador afroecuatoriano Ibsen Hernández.

“Los abuelos en su inmensa sabiduría nos dejaron señales para que nosotros supiéramos datos importantes: de dónde venimos y en qué condiciones. Una de esas huellas fue la catanga. Fue de esa manera como escribieron su historia”, menciona el historiador.

Según el experto, los ancestros negros crearon este instrumento muy útil para poder alimentarse de los peces, al mismo que nombraron ‘catanga’ para recordar por siempre y para siempre de dónde venían: de Katanga, un pueblo de El Congo en África, (que hoy en día es una provincia). “Le pusieron ese nombre al utensilio para que incluso, siglos después, volvamos a hablar de la catanga y de ellos”, le reitera Hernández a EXPRESO. Otra de las huellas, cuenta el historiador, que dejaron los abuelos africanos, fue la mitología de ‘La Tunda’, que “los no afrodescendientes han manchado y la pintan como un monstruo”.

La historia de la tunda que conocen las actuales generaciones trata de un ser con apariencia de mujer negra y con ciertos rasgos de monstruo que tiene una pierna de remolino o de animal. Un espíritu que aparece de repente e invita a sus víctimas a comer camarones, para después llevárselos lejos.

Pasca. Las constumbres de los cholo se expondrán en el museo.

Un encuentro con las culturas en Guayaquil

Leer más

“¡Mentira! La tunda no es un monstruo, nunca fue un monstruo, porque la leyenda original es que la tunda se aparecía con la imagen de alguien conocido y querido y por eso sus víctimas la seguían”, enfatiza el escritor.

Pero más allá de la mitología, en el tiempo de los abuelos africanos la tunda era real, explica Ibsen Hernández. Se trataba de los cimarrones, mujeres y hombres esclavizados que escapaban de sus amos, y que llegaban a un espacio libre, para organizarse y ayudar a escapar a sus conocidos.

“Pero algunos de los esclavos que huían eran recapturados y para que no vuelvan a escapar les cortaban los pies o parte de las piernas. Pero reincidían y ante la mutilación, algunos usaban una especie de bastones con cuatro puntas que parecían molinillo. De ahí que la tunda tenga pierna de palo, molinillo o de animal como no los cuentan”, enfatiza el historiador y educador.

Utensilio. La catanga es una trampa para peces que también la utilizan comunidades indígenas que viven a orilla de los ríos.

Foto de Sistema Grana (12055338)
Cultura. En la Casa de la Cultura de San Lorenzo exhiben una catanga.Vanessa López / Expreso
El Municipio de Riobamba suspende los tradicionales  pases del Niño

El Municipio de Riobamba suspende los tradicionales pases del Niño

Leer más

Artesanías de museo y cultura

Actualmente, la mayoría de los pescadores de las comunidades afroecuatorianas ha reemplazado la catanga por las atarrayas y otras formas de pesca. Es por ello que con los años la catanga empieza a ser un instrumento ancestral que se exhibe en museos como recuerdo de esa actividad artesanal. La historia de la esclavitud se esconde en objetos como la catanga y mitologías como La Tunda. “La tunda en realidad es una mujer hermosa y luchadora, que representa a todos los esclavizados. Esa es otra huella de los abuelos”, dice Ibsen Hernández.

¿Quieres acceder a todo el contenido de calidad sin límites? ¡SUSCRÍBETE AQUÍ!