La castracion como salida

  Actualidad

La castracion como salida

No hay un rincón en Guayaquil en donde no haya animales sin hogar y las autoridades, que no tienen un censo sobre el tema ni cuentan con refugios para ellos, pondrán en marcha un plan para controlar su reproducción, la castración.

La castración como salida

Diana Sotomayor Zevallos / Blanca Moncada Pesantes

Están en todos lados. En los exteriores de los restaurantes, dentro de los mercados, postrados en las peatonales... No hay un rincón en Guayaquil en donde no haya animales sin hogar y las autoridades, que no tienen un censo sobre el tema ni cuentan con refugios para ellos, pondrán en marcha un plan para controlar su reproducción, la castración.

El Municipio y la Prefectura agendaron, cada cual por su cuenta, sendas campañas de esterilización para este año. La primera empieza en junio próximo, la segunda, en julio, según confirmaron el concejal por Madera de Guerrero Josué Sánchez y la directora de Bienestar Animal y Gestión Social del Gobierno Provincial, Nathaly Toledo.

El problema de la sobrepoblación de animales en las vías es serio. Virginia Portilla, investigadora y jefa del proyecto Estudios de la Relación entre Animales y Humanos (ERAH), pionero en Ecuador y América Latina y que analiza la violencia interrelacionada entre ambas especies y propone soluciones para lograr una convivencia armónica, estimó que solo en la provincia del Guayas viven en las calles más de 500.000 perros y gatos.

El Código de Ambiente entrega esta competencia al Cabildo, en donde no existe, según confirmó el propio Josué Sánchez, un programa destinado para animales vagabundos. “Mucha gente pide albergues, pero esa medida no funciona. Las mascotas callejeras, en su gran mayoría, reciben atención de algún morador”, argumenta en defensa el concejal que promovió en agosto la Ordenanza de Apoyo a las Mascotas.

Por eso el gobierno local optó por esterilizar a 5.400 mascotas al año, agrega. Desde el próximo junio empieza la campaña con una clínica móvil. Pero hay una brecha. “No se intervendrá a ninguna mascota que no sea llevada por un ciudadano hasta el punto”, aclara Shirley Moreno, jefa de Bienestar Animal del Municipio.

El control de natalidad es básico. Según la organización de derechos de los animales más grandes del mundo PETA (Personas por el Trato Ético de los Animales), de un perro y su camada pueden nacer hasta 6.000 perros. Con los felinos el problema empeora. Dos gatos no esterilizados pueden engendrar 370.000 felinos en 7 años.

El camino de la esterilización es lo técnico, defiende Nathaly Toledo, quien desde la dirección que preside en la Prefectura iniciará la campaña el próximo julio.

“Solo en un mes, esperamos intervenir a 600 animales. Iniciaremos las acciones por zonas, 20 veterinarios participarán. A diferencia del Cabildo, el equipo sí hará la operación a animales sin hogar. “Luego los regresaremos. El animal que vive en la calle ya sabe cómo sobrevivir. El deber de la autoridad es evitar que se reproduzca”, explica la funcionaria.

Desde la Prefectura se activó hace cinco años la Unidad de Rescate y Recuperación Animal (URRA), que ayuda a los animales reportados solo con la parte operativa del rescate. Es decir, se limita a atender la emergencia.

Tienen tres veterinarios y tres camionetas que asisten a los sitios cuando hay un reporte. Se atienden, anota Toledo, de 15 a 20 casos diarios.

En el Cabildo, recuerda Sánchez, se remodelaron y repotenciaron recientemente dos de los 5 centros veterinarios municipales, todos ubicados en el sur.

“Denuncias hay cientos, todos los días. No tenemos capacidad para atender a todos y tampoco hay adónde llevarlos”, puntualiza Toledo. La entidad tuvo un convenio con Rescate Animal para refugiar a los animales, pero cesó porque “no han cumplido con el convenio. Tenían que hacer dos o tres campañas de adopción al mes y no las hubo. Necesitaban permisos de Agrocalidad y no los han tramitado”.

Directivos de esa organización, en cambio, aseguraron a EXPRESO que la Prefectura cesó el contrato por presupuesto. Para Rescate, la esterilización “es la única manera de frenar la sobrepoblación de animales callejeros que existe y de la que se desconocen las estadísticas”. Su ONG habilitará un centro transitorio de recuperación en dos meses.

Situación

‘Los refugios de animales no son la solución más importante’

Para el Municipio de Guayaquil, la Prefectura del Guayas, la fundación Rescate Animal y la Oficina de Estudios ERAH, la creación de refugios o albergues de animales no es la solución más viable para erradicar o mejorar el entorno de los perros y gatos callejeros.

En la ciudad no hay abasto para tantos canes y felinos desamparados, dice Portilla, para detener la problemática la gente debe primero entender cuán importante es adoptar.

A la fecha son varias las organizaciones civiles que han rescatado, esterilizado y puesto en adopción esos animales, a través de sus centros transitorios de recuperación.

Sin embargo, añade la investigadora, los resultados no han sido favorables. “Lo ideal entonces es trabajar en campañas que fortalezcan este tema y el de la protección animal desde la raíz”, ya sea a través de charlas educativas que enseñen desde la infancia a respetarlos, regulando las ordenanzas de protección o convenciendo a los gobiernos de legislar a favor de métodos humanitarios de manejo de poblaciones callejeras.

ERAH y la Universidad Agraria están creando el Manual de Convivencia Responsable con los animales, que prevé inducir a la comunidad a participar -más- de las ferias de adopción y busca educar a las familias sobre el cuidado de los animales vagabundos.