Actualidad

Castigo ejemplar a la corrupcion

Sobre los últimos escándalos de supuesta corrupción y sobornos en Petroecuador y en Odebrecht, no podemos ser injustos y señalar solo a los políticos, también tienen culpa, los que, con su ejemplo al convertirse en funcionarios públicos, han promovido el deseo de muchos para ocupar un cargo y enriquecerse de la noche a la mañana.

Es tiempo señores candidatos de devolverle la confianza al pueblo, se necesitan cambios radicales y castigos ejemplares. ¿Existen políticos y personas honestas en el Ecuador? Claro que sí. Los escándalos citados anteriormente, pienso que no son payasadas ni estrategias electorales, significan “pobreza”.

Mario Vargas Ochoa