Actualidad

La caridad y el bienestar

Este es el amor puro de Cristo, el amor que tiene Él por los hijos de los hombres, y que estos deben tener entre sí; es el amor más fuerte y más noble elevado, y no tan solo un sentimiento. El amor edifica la caridad, o sea el amor puro, supera casi todas las otras virtudes. El propósito de este mandamiento es el amor nacido de amor limpio. El Señor ha dado el mandamiento de que todos los seres humanos tengan caridad y amor fraternal. Mirad que tengáis fe, esperanza y caridad. El amor que tiene el Señor por los hombres es la caridad. Sin caridad los hombres no pueden heredar ese lugar preparado en las mansiones del Padre. La caridad es una virtud que califica al hombre para la obra del Señor.

Javier Valarezo Serrano