Actualidad

El exvicepresidente Jorge Glas dio positivo para COVID-19

El SNAI indicó que se esperan los resultados de una segunda prueba de confirmación

Referencial. Cárcel de Latacunga. El último documento será remitido al Ministerio del Interior, Defensoría del Pueblo y al Servicio Nacional de Atención a Privados de la Libertad (SNAI).
Reclusión. El exvicepresidente Jorge Glas cumple una condena de seis años de cárcel en el Centro carcelario de Cotopaxi.

El Servicio Nacional de Atención Integral a Personas Adultas Privadas de la Libertad y a Adolescentes Infractores (SNAI) informó a través de su cuenta de Twitter que el exvicepresidente, Jorge Glas, se sometió a una prueba de covid-19 que resultó positiva la tarde de este viernes 29 de enero.

WILSON PÁSTOR

La tercera condena para Jorge Glas fue de ocho años por peculado en el caso Singue

Leer más

La información se difundió luego de que en redes sociales circuló la versión de que el exsegundo mandatario fue trasladado desde el Centro de Rehabilitación Social de Cotopaxi, en donde cumple sentencia, hasta el hospital Carlos Andrade Marín, en Quito, para ser atendido por un problema pulmonar desencadenado por el virus.

En un primer mensaje de Twitter, difundido a las 13:00, SNAI indicó que el exvicepresidente se encuentra en la cárcel de Latacunga "monitoreado permanentemente" por personal del Ministerio de Salud y actúa acorde a los lineamientos de prevención del covid-19.

En un segundo mensaje emitido a las 15:30, el SNAI informó que -ante la activación de los lineamientos de prevención de SARS-CoV-" y por orden judicial, se realizó una prueba de covid-19 a Glas que resultó positiva. No obstante, el organismo indicó que se esperan los resultados de una segunda prueba de confirmación.

En 2018 el exvicepresidente fue llevado al hospital del IESS en Quito por un aparente deterioro en su salud, según denunció en noviembre de ese año su entonces abogado Eduardo Franco Loor.

Los problemas de salud obedecían a que el exvicepresidente condenado por corrupción en el caso Odebrecht se encontraba en huelga de hambre iniciada el 22 de octubre. El traslado se dio la madrugada del 7 de noviembre de 2018.