Captación ilegal: En Ambato, hasta la basura fue investigada

  Actualidad

Captación ilegal: En Ambato, hasta la basura fue investigada

Los agentes recopilaban indicios de posible captación ilegal de dinero. El caso KRC tiene a 12 sospechosos con prisión

ambato
Arrestos. Durante los allanamientos del 7 de julio hubo detenciones y aprehensiones de al menos 21 personas.Cortesía

Agentes de Inteligencia de la Policía se dieron el trabajo de retirar las fundas de basura negra que todas las tardes depositaba uno de los sospechosos de integrar una posible estructura delincuencial de captación ilegal de dinero que operaba en Tungurahua y Pastaza.

La estructura fue desarticulada el 7 de julio con allanamientos en varios sectores de Ambato y el Puyo. Al día siguiente se hizo la formulación de cargos por posible delincuencia organizada y captación ilegal de dinero.

Para 12 personas se dictó la prisión. Entre ellas, un policía para quien el juez dispuso que sea recluido en la cárcel 4 de Quito. La medida fue apelada por los defensores de los sospechosos.

Otros cinco investigados recibieron medidas sustitutivas. Deben presentarse los miércoles en horas laborables ante el fiscal. La instrucción tomará 90 días. Casi todos los procesados se acogieron al derecho al silencio.

Hurgar en la basura fue una de las estrategias de la Policía para recopilar información sobre un aparente grupo que captaba dinero. Las tareas tomaron casi cuatro meses. El 23 de marzo se abrió una investigación previa y se recibieron las autorizaciones para grabaciones, seguimientos, fotografías y otras actuaciones.

Los uniformados empezaron a analizar la información que circulaba en redes sociales en donde la plataforma se promocionaba a través de mensajes que incentivaban a probables inversionistas con atractivas ofertas. Habían constituido una página en Internet como Kapital Release Club (KRC) para presentar sus servicios y atraer clientes.

En ese sitio se ha fijado un mensaje que alerta de la suspensión temporal hasta que se investigue un probable incumplimiento al acuerdo de servicios. Pero dicen que la información está resguardada.

El caso de KRC se descubrió pocos días después de otro de probable captación ilegal de dinero ocurrido en Quevedo, provincia de Los Ríos. Ese tema está en investigación previa. La figura visible es Miguel Nazareno, un militar retirado que ofrecía el 90 % de intereses por el capital depositado durante ocho días. El militar retirado envía mensajes tranquilizadores a sus clientes que se han acercado a exigir la devolución de su dinero.

AMBATO

Un nuevo caso de posible captación de dinero deja 22 detenidos y aprehendidos en Tungurahua y Pastaza

Leer más

KRC de Ambato ofrecía: “invierte y recibes diariamente el 3 % de tu inversión hasta duplicar” el dinero, según consta en la página de Facebook de esa plataforma que sigue activa. En un año el interés habría sido de 1.000 %. Desde los allanamientos y las detenciones el CEO (Chief Executive Officer por sus siglas en inglés), Hernán Mera, envía mensajes en vídeos para tranquilizar a sus miembros. “El Trading no es ilegal, KRC no es pirámide, no es lavado de dinero, no es estafa”, ese es el fondo con el que se presenta para dirigirse a sus socios.

Dice que son alrededor de 50.000 familias que están involucradas en la plataforma y que quienes estuvieron en los allanamientos “fueron partícipes de nuestro proyecto”.

En su último mensaje, el jueves, agradecía el respaldo e insistía en que no se les ha perjudicado y que estén tranquilos. Hablaba de que se ha contratado un equipo jurídico para la defensa de los investigados. Pedía que si van a demandar a alguien que sea “a la Fiscalía, Policía y al Estado que deberán indemnizar por daños y perjuicios”, porque ellos no conocen de la economía digital.

La Fiscalía también investiga un posible delito de fraude procesal contra seis personas. Entre las evidencias de este caso se incautaron más de 150.000 dólares, un camión y varias computadoras. En siete allanamientos se decomisó máquinas contadoras de billetes y otros objetos.

La cifra

150.000 dólares fueron incautados en siete allanamientos en Tungurahua y Pastaza.